Bienestar


Hoispital de Ixtaqpaluca atiende casos de embarazo y cáncer

“Hay un protocolo para embarazo de alto riesgo, pero este se desarrolló después del primer caso cuando nos dimos cuenta que no había una atención finamente desarrollada para estos casos, porque sí los hay para atender cáncer o embarazo", comenta especilista.

Hoispital de Ixtaqpaluca atiende casos de embarazo y cáncer | La Crónica de Hoy

Algunas estimaciones indican que cada año en nuestro país, se registran entre dos y tres mil casos de mujeres embarazadas, lo complejo del tema es que todas ellas desarrollan o padecen algún tipo de cáncer durante la gestación, sin embargo, en la actualidad, un adecuado tratamiento les permite llegar a buen término el nacimiento de estos bebés y el control del cáncer en las mamás. 

El doctor Álvaro Cabrera, responsable de la Clínica de Referencia de Enfermedades Hemato-Oncológicas, del Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, en entrevista con Crónica, sostuvo que se cuenta con diferentes protocolos para atender a pacientes con distintos tipos de cáncer. 

“Hay un protocolo para embarazo de alto riesgo, pero este se desarrolló después del primer caso cuando nos dimos cuenta que no había una atención finamente desarrollada para estos casos, porque sí los hay para atender cáncer o embarazo, pero los dos juntos no, para eso nos afiliamos a la International Network on Cancer Infertility Ttreatmenty, la cual regula todos los esfuerzos para el cáncer en el embarazo", precisó. 

Es así, abundó, como hemos logrado especializarnos en la atención a estos embarazos, que no siempre tiene que ser forzosamente con tratamiento farmacológico o quimioterapia, ya que a veces estas pacientes, también requieren de acompañamiento, soporte psicológico, emocional, médico, hematólogo, obstétrico. 

Todo esto hace que la paciente pueda sentirse cómoda y a gusto en un sitio en donde se le puede dar todo este apoyo que ellas necesitan, con la enorme ventaja de que cuentan con toda esta atención integral, en una clínica en donde hay todo un cuerpo médico profesionales y el servicio es gratuito, porque esta clínica depende de la Secretaría de Salud. 

Resaltó que a la fecha se ha brindado atención a 104 mujeres embarazadas con diferentes tipos de cáncer (los de mayor prevalencia en el embarazo son: mama, cervicouterino y hematológicos es decir, leucemias-), con un porcentaje de efectividad del 82 por ciento en la tasa de nacimientos, lo cual deja en claro, enfatizó, que “si es posible un bebé de una mujer con cáncer, como también es posible que la mamá remita su cáncer durante el embarazo y que los dos salgan bien. 

“Este es un enorme mito y miedo impresionante que las mujeres tienen miedo y entonces muchas veces actúan o dejan de hacerlo por miedo y desconocimiento. Hay veces que por mala información médica ellas evitan someterse a tratamiento durante el embarazo porque piensan que su bebé va a tener malformaciones, y es cierto que hay riesgos, pero es prioritario darle la importancia a un tratamiento oncológico y también al bebé al mismo tiempo y de esto cada vez hay más evidencia científica de que se puede lograr”, estableció el especialista. 

 

QUIMIOTERAPIA EN EMBARAZO 

 

El punto de partida, dijo el doctor Álvaro Cabrera, es que la mamá acuda con nosotros a tiempo, y bien informada decida qué quiere hacer y si es llevar su embarazo a término iniciamos un plan de atención “porque hay cánceres que no permiten postergar la atención, no esperan tres o cuatro semanas, mucho menos nueve meses”. 

Dependiendo de cada caso el abordaje es distinto, hay casos en los que se puede dar quimioterapia en el embarazo, pero no antes de las primeras 12 semanas de gestación. Este tratamiento por lo regular es cuando la gestación está en el segundo o tercer trimestre del embarazo. 

Para las mamás que están en los primeros meses del embarazo y han decidido continuarlo aún con quimioterapia, sólo el 4 por ciento ha tenido alguna alteración “todos los demás ha sido casos de bebés exitosos entre el segundo y tercer trimestre”. 

En casos en los que el cáncer que es muy agresivo hablamos con toda la familia de la mamá, informándoles bien de los pros y contras y que ellos tomen la mejor decisión. 

 

PLACENTA: BARRERA PROTECTORA 

 

Resaltó que la placenta protege al bebé, y aunque es cierto que existe el riesgo de que el medicamento pueda entrar a la placenta y hacer daño, “pero en un momento en el que está peligrando la vida de la mamá y si no hacemos nada se van a morir los dos, tenemos la ventaja de tener esta experiencia y de manejar quimioterapia en diferentes dosis, así como medicamentos de distintos tipos para lograr el control completo del cáncer sin afectar o afectando lo menos posible al bebé. 

Dentro de las afectaciones que se han observado en estos bebés que venturosamente llegan a buen término es un retraso en el crecimiento, son bebés más pequeñitos y por lo regular son pretérmino, nacen entre las semanas 32 a la 34 “aspectos que no son malos, si tomamos en cuenta que la mamá logra tener en control su cáncer y el bebé va a tener a su mamá”. 

Lo importante es tener un equipo de neonatología, pediatría y materno-fetal para que vayan dando seguimiento y asesoría necesaria para ver cuáles son los efectos en el bebé y una vez que nazca todo el equipo de neonatología entre para atenderlo de inmediato y procurar su bienestar. 

El doctor Álvaro Cabrera, enfatizó que toda esta labor a favor de las 104 mamás con cáncer que han sido atendidas en la clínica en los últimos cinco años, adicionales a las 12 mamás atendidas en 2020 por la pandemia de la COVID, cifra que representa la mitad de lo que en promedio se atendieron en años anteriores. 

Señaló que la edad promedio de las pacientes de la clínica que se presentan con cáncer de mama, cérvico-uterino y leucemias es de 20 años, aunque en Europa son 35 años, porque nuestra población se embaraza muy joven “y el cáncer más común en niños y adolescentes son las leucemias, entonces se vuelve más agresivo en un embarazo en adolescentes que en una mujer mayor”. 

Ante ello, reiteró el llamado de acudir al especialista cuando identifiquen situaciones anormales como: cansancio extremo, fatiga, dolor que no tenga explicación, ganglios en el cuello, axilas o en la ingle, así como bolitas en las mamas “hay que acudir a revisión inmediata”. 

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -