Mundo


Hong Kong vive una jornada más de violencia

Desafiando la lluvia y sobre todo la prohibición de la policía, miles de personas marcharon por las principales calles del distrito financiero de Hong Kong y lograron llegar hasta las puertas del Parlamento, donde derribaron las barreras de protección y arrojaron bombas de gasolina, originando incendios.

Hong Kong vive una jornada más de violencia | La Crónica de Hoy

Foto: EFE

La policía antidisturbios de Hong Kong lanzó este sábado gases lacrimógenos y cañones de agua contra miles de manifestantes que intentaron acceder al Parlamento, en el marco de la decimotercera semana consecutiva de protestas contra la ley de extradición.

Desafiando la lluvia y sobre todo la prohibición de la policía, miles de personas marcharon por las principales calles del distrito financiero de Hong Kong y lograron llegar hasta las puertas del Parlamento, donde derribaron las barreras de protección y arrojaron bombas de gasolina, originando incendios.

Asimismo, otro grupo de cientos de jóvenes manifestantes, vestidos de negro y equipados con cascos y máscaras antigas, rodearon la oficina de la jefa del gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, Carrie Lam, como parte de las protestas en el centro de la excolonia británica.

Los manifestantes más tarde provocaron un incendio cerca de la sede de la policía de Hong Kong en Wan Chai, según el diario South China Morning Post.

Por primera vez desde que comenzaron las protestas a principios de junio pasado, los agentes antidisturbios usaron gases lacrimógenos y cañones de agua teñida de azul contra los grupos de manifestantes, que arrojaban piedras, bombas molotov y otros objetos contundentes contra los agentes.

El agua teñida de azul se usa en otras partes del mundo para facilitar que la policía identifique a los manifestantes para su posible detención.

En el decimotercer fin de semana de protestas, los manifestantes al grito de “estar con Hong Kong" y "luchar por la libertad", se congregaron frente a las oficinas del gobierno, la sede local del Ejército Popular de Liberación de China y el Parlamento de la ciudad, conocido como el Consejo Legislativo.

A la protesta asistió el secretario general de la formación prodemocrática Demosisto, Joshua Wong, en libertad bajo fianza después de haber sido arrestado ayer viernes junto con otros cinco activistas y diputados opositores por su participación en las manifestaciones.

Su presencia fue significativa ya que este sábado es el quinto aniversario de la decisión de China de no permitir el sufragio universal y libre para elegir al jefe del gobierno hongkonés, que fue lo que originó el “Movimiento de los Paraguas” de 2014, marcado por 79 días de ocupación del centro financiero y político de la ciudad.

La excolonia británica, que atraviesa la peor crisis política desde 1997, lleva 13 fines de semanas consecutivos de movilizaciones masivas, seguidas en muchos casos de enfrentamientos entre pequeños grupos radicales y las fuerzas de seguridad, los cuales han dejado decenas de detenidos.

Las protestas en Hong Kong comenzaron el 9 de junio pasado a raíz de un proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo a China para ser juzgados.

A pesar de que ese polémico proyecto de ley fue retrasado por tiempo indefinido el pasado 15 de junio, los manifestantes continúan saliendo a las calles exigiendo reformas democráticas, entre ellas el derecho de poder elegir a sus dirigentes, así como la dimisión de Carrie Lam.

ijsm

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -