Opinión


Honor a quien lo merece

Honor a quien lo merece | La Crónica de Hoy

Ayer decía el Presidente López Obrador que gobernar es “humildad”, pero tal parece que particularmente en la Semarnat no conocen el significado de la palabra, y por lo tanto deduzco que mucho menos el de  “astucia”, partiendo de que aunque presentada como “novedosa”, la recientemente anunciada estrategia para intentar salvar de la extinción a la vaquita marina, en su mayor parte fue más de lo mismo que ya fracasó, pero poco peor, toda vez que no sé si por soberbia o ¿por qué?, no fue expuesta y acompañada, previo acuerdo vinculante, por nuestros expertos en LA MARSOPA y los pescadores de su entorno, terminando entonces por tratarse de reglas fuertemente criticadas y cuestionadas por inviables o por su largo plazo o por haber sido ya probadas sin éxito o no cumplidas como es la indispensable sustitución de las artes de pesca, sin relegar el daño que vino a ser el retiro de golpe de la compensación por no salir a pescar, dando con ello lugar a que sintiéndose burladas y desplazadas, las comunidades pescadoras de la zona hicieran de lado el compromiso y la prohibición, lanzándose el pasado sábado a lo suyo, sin que ninguna autoridad se los impidiera. De esta forma, y sin plazo para volverse a equivocar, este régimen y cada mexicano pasaremos a la historia con la vergüenza de haber dejado perder una especie endémica, y como así, componente importantísimo  de un ecosistema único que terminará alterado irremediablemente.

 

 

En otro tema, angustioso más que nada por la carencia de un indispensable protocolo de actuación para Ciudad tan caótica como es la capital mexicana, les cuento que a consecuencia del estallido (jueves pasado) de dos pipas, casi tres, cargadas clandestinamente de gas LP, no solo personas humanas resultaron lesionadas sino que al parejo se dio que también cuatro bovinos fueron víctimas colaterales del hecho. Así pues, un toro y tres vacas sufrieron fuertes lesiones por quemaduras externas e internas, e incluso una de las hembras tuvo que ser eutanizada tras provocarse una fractura expuesta (incompatible con su vida) en un intento por huir de la explosión.

Se presume que los animales se encontraban en ese predio —ubicado en el pueblo de San Antonio Tecómitl, alcaldía Milpa Alta— porque asimismo era utilizado irregularmente para “sacrificar” animales de consumo, dado lo cual y tratándose de futuros filetes, menos todavía era prioritario su rescate, que sólo gracias a la perseverancia de Mara Montero, presidenta del Comité Pro Animal, pudo darse, aunque 48 horas después, sin que en él mientras o mejor expresado, de inicio, la Brigada de Vigilancia Animal los hubiera asegurado dada su facultad para ello. Tampoco tal cuerpo especializado fue capaz de lograr, por increíble que parezca al pertenecer a la misma Secretaría, que los compañeros de la Montada proporcionaran a tiempo un transporte que permitiera el inmediato traslado de los animales a la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, donde gracias a la gestión de quienes están al frente de Donkey Sanctuary-UNAM (los MVZ Mariano Hernández y Eduardo Santurtún), se contó con el apoyo del MVZ Arturo Herrera, que les dio los primeros auxilios, para luego, con la completa disposición del director de la Facultad, Dr. Francisco Suárez Güemes, ser recibidos en las instalaciones para equinos, donde ahora, bajo la supervisión del reconocido especialista en bovinos, MVZ MSc. Arturo F. Olguín y Bernal, se espera su pronta recuperación, en lo que se les encuentra hogar para que terminen sus días tranquilos y felices. ¡Se lo ganaron! Sobre este caso tan inverosímil…

Me deja inquieta y molesta que siendo el sector protector cada vez más numeroso, nadie fuera de Mara y Comité, con el MVZ José Luis Bravo asistiéndola, se hayan movilizado, ¡vamos!, ni siquiera para subir el caso a redes y provocar reacción de apoyo. Igualmente me deja preocupada la falta de autoridad de la BVA, y el escaso conocimiento de las Alcaldías sobre su responsabilidad en el tema. Asimismo, aunque tengo la impresión de que a la jefa de Gobierno, Dra. Claudia Sheinbaum, no le gustan los animales ni en retrato, le recuerdo que su atención, y más tras la Constitución de la CDMX, es parte de sus obligaciones, y que hay situaciones en que la sociedad civil no podemos resolver sin apoyo oficial.

 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -