Opinión


Ignacio Rodríguez

El representante de los taxistas que hicieron paro y bloquearon los accesos carreteros a la Ciudad de México no escuchó el llamado que le hicieron las autoridades capitalinas y echó por la borda las más de 100 reuniones que había sostenido con los funcionarios de la administración local al decidir protestar en contra del servicio de transporte mediante aplicaciones móviles y desquiciar con sus marchas el tránsito de la CDMX y el Estado de México.

Ignacio Rodríguez | La Crónica de Hoy

El representante de los taxistas que hicieron paro y bloquearon los accesos carreteros a la Ciudad de México no escuchó el llamado que le hicieron las autoridades capitalinas y echó por la borda las más de 100 reuniones que había sostenido con los funcionarios de la administración local al decidir protestar en contra del servicio de transporte mediante aplicaciones móviles y desquiciar con sus marchas el tránsito de la CDMX y el Estado de México.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -