Opinión


INFO reprueba al Congreso de la CDMX

INFO reprueba al Congreso de la CDMX | La Crónica de Hoy

Recientemente, el Instituto de Acceso a la Información Pública, Protección de Datos y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO) dio a conocer los resultados de la evaluación que hizo a los 146 sujetos obligados y el Congreso de la Ciudad de México resultó ser el peor evaluado.

Si bien existen instituciones que no han tenido fama de ser muy transparentes, en esta ocasión el primer Congreso local rebasó a los entes que históricamente han peleado los primeros lugares en opacidad al obtener una evaluación de apenas 61.71, muy por debajo incluso, de municipios y partidos políticos, lo que le ha valido diversas quejas por la poca transparencia que la Primera Legislatura ha tenido, resultados que, a mi paso por la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) no recuerdo que se hayan obtenido, sino todo lo contrario.

Dicha evaluación, que consistió en la elaboración del Índice General de Cumplimiento de las Obligaciones de Transparencia (IGOT) abarcó también a las alcaldías y al gobierno central, quien obtuvo una muy buena calificación de 93.2, mientras que la alcaldía mejor evaluada fue Venustiano Carranza con 87.9, lo que nos deja ver la gravedad de la baja evaluación que obtuvo el Congreso de la CDMX.

Por si fuera poco, además de la opacidad que ha evaluado el INFO, se suma el trabajo legislativo del actual Congreso local, que ha dejado mucho qué desear, principalmente por el incumplimiento de la actual legislatura hacia la Constitución de la Ciudad de México.

Y es que no sólo tuve el honor de ser parte de la Asamblea Constituyente y aprobar nuestra primera Constitución local, sino que fui testigo de los excelentes comentarios que todos los grupos parlamentarios hicieron con referencia al máximo texto capitalino, incluso, reconocimientos que a nivel internacional se dieron por la creación de un ordenamiento de avanzada, pero para que se pudiera aplicar al cien por ciento, se requerían sus leyes secundarias, como la Ley de la Fiscalía General de Justicia, de Seguridad Ciudadana y la Ley de Participación Ciudadana, entre otras, y hasta el momento el Congreso local no ha sido capaz de redactarlas y proponerlas tal y como se mandata, toda vez que las que ya se han aprobado algunas no cumplen al cien por ciento con lo establecido en la Carta Magna capitalina.

Por ejemplo, en la Ley de Participación Ciudadana aprobada recientemente suspenden el ejercicio del derecho a la democracia participativa, a realizarse este año, lo que contradice a la misma ley. pues este agregado limita la participación ciudadana ya que el artículo quinto transitorio del decreto, “vulnera el derecho a la participación ciudadana pues aplaza la elección y la consulta del presupuesto participativo hasta marzo de 2020”.

Aunado a ello, los legisladores, en un afán de aplazar los términos legales y ganar tiempo para la aprobación de las leyes secundarias, han estado reformando la Constitución local de manera indebida, toda vez que, en el Título Octavo de la Estabilidad Constitucional en su Artículo 69 se indica que una vez aprobadas dichas reformas deberán someterse a la ciudadanía mediante un referéndum y para que éste sea vinculante se requiere lo siguiente: “Una vez aprobadas las adiciones, reformas o derogaciones constitucionales, el Congreso hará la declaratoria del inicio del procedimiento del referéndum…” y “Cuando la participación total corresponda, al menos, al treinta y tres por ciento de las y los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, el referéndum será vinculante”, situación que como vemos, nunca se ha dado.

Y como estos ejemplos podríamos encontrar muchos más que, lamentablemente, están dejando un mal precedente de la Primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México, por lo que, como alcalde, exdiputado local y federal y constituyente, pero sobre todo, como ciudadano, hago un exhorto a los legisladores a que cumplan con el compromiso que adquirieron en su toma de protesta de cumplir y hacer cumplir la ley, pues las pésimas evaluaciones que han tenido hasta el momento no sólo perjudican la imagen del Poder Legislativo, si no a la ciudadanía en general que tiene el derecho a saber.

 

*Alcalde de Venustiano Carranza

Twitter: @julioc_moreno

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -