Opinión


Iniciaron las peregrinaciones 2019 al Tepeyac

Iniciaron las peregrinaciones 2019 al Tepeyac | La Crónica de Hoy

Este sábado 12 de enero iniciaron las peregrinaciones de las 86 diócesis del país a la Basílica de Guadalupe, siendo la primera de todas la organizada por la Arquidiócesis de México, que este año reunió a más de 25 mil personas; no obstante, aún están recientes las fiestas guadalupanas que tuvieron lugar del 9 al 12 de diciembre, y que alcanzaron la cifra récord de más de 11 millones de fieles. Se estima que cada año acuden al Tepeyac poco más de 22 millones de peregrinos.

Esta primera peregrinación fue encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado, quien en su mensaje señaló: “estamos en un momento de factura cultural, donde esa expresión de una cultura social cristiana se ha roto”, y retomó las palabras del papa Francisco al hablar de la urgencia de “una Iglesia de salida, una Iglesia sinodal, una Iglesia misionera.”

Al término de la ceremonia religiosa, el Arzobispo de México se reunió con jóvenes en el templo de Capuchinas, y ellos estuvieron presentes en todo el evento bajo el lema: “Los jóvenes en la ciudad caminamos con Santa María de Guadalupe.”

Los antecedentes de esta peregrinación datan de 1930, un año después de que llegara a su término la Guerra Cristera, que fue una época en la que todos los templos del país cerraron sus puertas al culto a causa de la persecución religiosa, consecuencia del rigor de la Ley Calles. Desde entonces, cada año se organizan estas peregrinaciones al corazón espiritual, no tan sólo de México, sino del continente americano, y cada una de éstas va presidida por su obispo.

Por costumbre, los fieles de las ocho Vicarías Episcopales que integran la Arquidiócesis Primada de México se reúnen frente el monumento de la Cruz de la Evangelización, en la Glorieta de Peralvillo, desde donde se desplazarán hasta La Villa de Guadalupe. La marcha es encabezada por los obispos auxiliares, sacerdotes de distintas parroquias, seminaristas y las autoridades de la propia Basílica.

La dedicación que tuvieron los jóvenes estuvo en concordancia con el pasado Sínodo de Obispos que se llevó a cabo en Roma, y que estuvo dedicado a ellos y al discernimiento vocacional, según informó el padre Héctor Peña García, encargado de la Arquidiócesis de los eventos masivos.

Desde tiempos de Benedicto XVI, los jóvenes son una prioridad para la Iglesia y han sido definidos, no tan sólo como un futuro cargado de esperanza, sino como un presente dinámico que tiene en sus manos la capacidad de un cambio participativo, aunque siempre de la mano con los principios y valores de la Iglesia.

 

Carlos Villa Roiz

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -