Mundo


Inversores se refugian en bonos de EU por miedo a una recesión

El creciente temor a una recesión global se tradujo ayer en una caída a mínimos históricos del interés de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Especialmente llamativo es el caso de los bonos a 30 años, cuyo rendimiento (es decir, ganancia para el inversor) por primera vez en la historia cayó por debajo del 2 por ciento.

Inversores se refugian en bonos de EU por miedo a una recesión  | La Crónica de Hoy

El creciente temor a una recesión global se tradujo ayer en una caída a mínimos históricos del interés de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Especialmente llamativo es el caso de los bonos a 30 años, cuyo rendimiento (es decir, ganancia para el inversor) por primera vez en la historia cayó por debajo del 2 por ciento.
Si el miércoles el bono a tres décadas cerró en el 2.027 por ciento de rendimiento, este jueves el beneficio cerró en un mínimo histórico del 1.981 por ciento. También cayeron los rendimientos de los bonos a dos y a diez años del Tesoro de EU.
El interés de los bonos desciende cuando aumenta la demanda, y este aumento de la demanda refleja un interés generalizado por la compra de bonos, que son refugio para los inversionistas cuando desconfían de que la bolsa mantenga una tendencia alcista, es decir, cuando auguran que la economía del país entrará en recesión.
CURVA dE RENDIMIENTO. Más llamativo todavía es lo que ocurrió durante un breve período el miércoles, cuando el bono a 30 años dio mayor rendimiento que el bono a dos años.
Este fenómeno se conoce como inversión de la curva de rendimiento, porque lo común es que según mayor sea el tiempo que el inversionista tardará en recuperar el dinero que ha apostado en los bonos de un país, mayor sea el beneficio.
Lo ocurrido es una señal de preocupación porque refleja que la demanda de los bonos a largo plazo está creciendo más aún que la demanda de los bonos a corto plazo.
Esto indica, según expertos y analistas de mercados, que los inversionistas tienen mayor desconfianza en el corto plazo, una señal más que anticiparía una recesión económica. En caso de recesión, los países tendrían mayor dificultad para pagar los bonos a dos años.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -