Mundo


Irak condena a muerte a seis franceses por unirse al Estado Islámico

Un tribunal iraquí condenó hoy a muerte a otros dos ciudadanos franceses acusados de unirse al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria y que fueron entregados a Bagdad el pasado febrero por las autoridades kurdosirias, lo que eleva a seis franceses condenados a la pena capital en tres días.

Irak condena a muerte a seis franceses por unirse al Estado Islámico | La Crónica de Hoy

Un tribunal iraquí condenó hoy a muerte a otros dos ciudadanos franceses acusados de unirse al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria y que fueron entregados a Bagdad el pasado febrero por las autoridades kurdosirias, lo que eleva a seis franceses condenados a la pena capital en tres días.

Una fuente del Consejo Supremo de Justicia iraquí informó a Efe de esta decisión judicial, en la que se acusa a los dos sentenciados a muerte de "pertenencia al Estado Islámico y participación en combates contra las fuerzas de seguridad iraquíes".

Asimismo, la fuente señaló que este fallo puede ser apelado ante el Tribunal de Casación durante los 30 días tras la emisión de la condena.

Los condenados forman parte de un grupo de 12 combatientes franceses que fueron entregados por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos y que lideró la ofensiva final contra el EI en el territorio que dominan en el norte y noreste de Siria, a las autoridades iraquíes el pasado febrero.

Estos 12 están siendo juzgados por el mismo caso, que además de las acusaciones ya mencionadas, incluye la de "entrada al territorio iraquí de manera ilegal", arguyó la fuente.

Y aclaró que, hasta el momento y desde el inicio del juicio hace tres días, seis franceses han sido condenados a la horca, mientras que otros seis están a la espera de su proceso judicial.

Esta nueva decisión judicial, que no se ha hecho pública oficialmente, abre el debate sobre el procedimiento que debe realizar cada país con los miles de los supuestos yihadistas que las FSD tienen arrestados en diferentes partes de Siria, así como las mujeres y niños que se ubican, sobre todo, en tres campamentos repartidos en el noreste.

En los últimos meses de la ofensiva final contra el EI en la provincia siria de Deir al Zur, el que fue el último bastión de los extremistas en Siria, decenas de miles de personas salieron de esos últimos reductos y se encuentran detenidos y en un limbo legal.

Pocos países han optado por la solicitud de repatriación, centrada mayoritariamente en los menores de edad, que suponen un gran porcentaje de la población detenida en campos como el de Al Hol, emplazado en la provincia de Al Hasaka.

Las FSD, respaldadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, declararon el pasado 23 de marzo el final "territorial" del grupo extremista en Siria.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -