Opinión


Irregularidades, a nombre de la Guardia Nacional

Irregularidades, a nombre de la Guardia Nacional | La Crónica de Hoy

Para cumplir la orden del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre “tener presencia de la Guardia Nacional en el país”, cuando lo único que tienen a la mano y autorizado son policías militares y navales, los mandos castrenses han cometido irregularidades y desviaciones al reglamento interior, al marco jurídico nacional y a la confianza de sus propios miembros, cuya inconformidad ya salió de la trinchera al ámbito de la vida pública.

Las quejas han llegado al Poder Legislativo, contra los mandos de ambas dependencias, contra la Secretaría de Hacienda, contra la Secretaría de Seguridad Pública y contra la propia Guardia Nacional que recién nacida y sin acta de nacimiento (esos documentos que apenas se analizarán) ya tiene denuncias y la amplia exigencia de que también tenga un ombudsman que delibere sobre estos excesos del mando.

Para no desobedecer ni contradecir a su comandante supremo, los secretarios de Marina y Defensa han preferido saltar algunos principios básicos y sagrados de la familia militar y jugársela en medio de la inconformidad que ha causado entre sus filas la asignación de personal a la supuesta Guardia Nacional, sin garantías de operación ni derechos plenos de seguridad social.

Nada bien arranca así la Guardia Nacional. Las pruebas demuestran que se ha asignado personal militar para irse a formar parte de la Guardia Nacional mediante autoritarismo, sin la mínima posibilidad de que sea por un proceso de elección o incentivado por mejores condiciones laborales o prestaciones.

Es por una instrucción superior que violenta las condiciones laborales, que se acompaña en muchos casos de excesos en el mando, cuando en algún caso se solicita la retención en las Fuerzas Armadas por motivos justificables.

Hay casos de grupos de élite, alto entrenamiento y conocimientos en Inteligencia que han sido asignados a labores de seguridad sin tener las garantías de integridad física, y hay otros, como las brigadas aéreas, que ya empezaron a ser trasladadas a labores administrativas, lo que impedirá cumplir sus horas de vuelo y capacitación.

Con recibos de pago, denunciantes documentaron que de enero a marzo, la Secretaría de Hacienda intentó reducir en dos ocasiones y hasta el 30 por ciento el salario de los jefes de alto nivel de la Armada de México, a pesar de promesas de aumento salarial. A lo que se opusieron terminantemente.

La lista de irregularidades ha provocado la solicitud expresa a incluir un ombudsman al interior de la Guardia Nacional, durante el análisis de los documentos legales que se llevará a cabo la próxima semana, una aspiración que durante décadas tuvieron algunos miembros del Ejército con el alto costo de su libertad y trayectoria profesional.

La creación de un ombudsman ha sido considerada seriamente por la Comisión de Defensa Nacional del Senado ante “la falta de escrutinio de los mecanismos de control civil; la ausencia de rendición de cuentas; las persistentes violaciones del orden institucional y de los derechos humanos; apartadas de la ley y de la justicia” de las Fuerzas Armadas que son las que conforman la GN, como lo ha expresado el propio presidente de la Comisión, Félix Salgado Macedonio.

La propuesta, si bien tiene muy bajas posibilidades de integrarse a la Ley de la GN, su propia discusión con documentación de las quejas abrirá un frente de amplio debate sobre las incongruencias de una Guardia Nacional que se arriesga también a la crítica de no haber dado resultados en un plazo, cuando ni siquiera ha empezado a operar.

 

ethelriquelme@yahoo.com.mx
Twitter: @ethelriq

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -