Opinión


Iván Duque

Es obvio lo que uno esperaría de un jefe de inteligencia: una revisadita a los datos, desconfianza natural de cualquier aseveración que deseamos cierta (lo que no es siempre lo mismo que lo deseado) y mucha, mucha rigurosidad. Eso falló en Iván Duque, quien entregó a la ONU, como prueba de los vínculos entre el chavismo y el ELN, fotos erróneas. Un quemón que ya lo derribó del puesto.

Iván Duque | La Crónica de Hoy

Es obvio lo que uno esperaría de un jefe de inteligencia: una revisadita a los datos, desconfianza natural de cualquier aseveración que deseamos cierta (lo que no es siempre lo mismo que lo deseado) y mucha, mucha rigurosidad. Eso falló en Iván Duque, quien entregó a la ONU, como prueba de los vínculos entre el chavismo y el ELN, fotos erróneas. Un quemón que ya lo derribó del puesto.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -