Opinión


Jair Bolsonaro

En su tercer día como mandatario de Brasil, sin tardanza, el exmilitar de ultraderecha ya ordenó la puesta en marcha de una “limpia” dentro del gobierno, con lo que inició el despido de burócratas que comulguen con el legado socialista del exmandatario encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva. Además de exigir castigo para todos los corruptos de las administraciones anteriores que encabezaron el exlíder obrero y su discípula Dilma Rousseff, Bolsonaro dio luz verde para que entre en operación la “guillotina” y sin miramientos sean cesados de sus funciones todos aquellos a los que él considera “comunistas”.

Jair Bolsonaro | La Crónica de Hoy


En su tercer día como mandatario de Brasil, sin tardanza, el exmilitar de ultraderecha ya ordenó la puesta en marcha de una “limpia” dentro del gobierno, con lo que inició el despido de burócratas que comulguen con el legado socialista del exmandatario encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva. Además de exigir castigo para todos los corruptos de las administraciones anteriores que encabezaron el exlíder obrero y su discípula Dilma Rousseff, Bolsonaro dio luz verde para que entre en operación la “guillotina” y sin miramientos sean cesados de sus funciones todos aquellos a los que él considera “comunistas”.

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -