Opinión


Juego de espejos

Juego de espejos | La Crónica de Hoy

El presidente lo estuvo pensando un rato. Eligió para denostar al INE su improperio más contundente: “El INE es el supremo poder conservador”.

El mandatario está enfadado porque el INE hizo su trabajo y dejó fuera a docenas de candidatos, entre ellos los abanderados de Morena a los gobiernos de Michoacán y Guerrero, por no entregar su reporte de gastos de precampaña tal y como lo exige la ley.

Pocas horas después, el prestigiado académico Roger Bartra presentó su libro más reciente, titulado “Regreso a la Jaula”, sobre los dos primeros años de la 4T, en el que llega a la conclusión de que AMLO es un político conservador, populista, de derechas.

El que señala con índice flamígero a los conservadores acusado de ser conservador. El Ejecutivo lanza acusaciones a un espejo negro que le regresa su propia imagen en la valoración más oscura.

El verdadero drama detrás del intercambio de acusaciones es que el país se estanca en un pantano conservador sin opciones progresistas a la vista.

El verderol responsable

La primera reacción de Félix Salgado ante el retiro de su candidatura por parte del INE fue la amenaza: “Si no soy candidato no habrá elecciones”

Se pintó a sí mismo como un golpista resentido dispuesto a descarrilar la vía democrática. 

Alguien le dijo que se estaba pasando, porque un par de días después le bajó dos rayitas y anunció que están analizando la impugnación legal.

En realidad, la furia de AMLO y Salgado no debe ir dirigida hacia el INE que castigó a Morena por una falla técnica, burocrática; sino contra la gente de Morena que tiene la responsabilidad de cumplir esos aspectos técnicos, burocráticos.

Lo primero es identificarlo. ¿Quién es?

Se tiene que castigar al partido, no a los candidatos, dijo Raúl Morón, de Michoacán, es un momento de sensatez. ¿Alguien lo habrá escuchado?

No hay nada escrito

Algo se está moviendo en Sinaloa: 

La versión es que se trataba de una elección “entregada” para Morena y que por eso la 4T estaba tumbada en la hamaca esperando la jornada electoral.

No es del todo cierto.

El candidato de la llamada Alianza por México, Mario Zamora, está con todo en la campaña y ya cerró las encuestas que lo separaban del líder a un dígito.

El senador con licencia Rubén Rocha de Morena ha permanecido estático en su campaña, como si ya hubieras ganado, confiado en exceso en su ventaja inicial.

 Y al final, pero no al último, el gobernador Quirino Ordaz está haciendo valer su gran aprobación y su relación funcional con el presidente López Obrador. El gobernador da resultados y no se mete en líos.

De modo que es falso que se haya entregado la plaza. El ganador, quien sea, tendrá que sudar la camiseta.

Una década después

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad cumplió 10 años. 

Los motivos que llevaron al poeta Javier Sicilia a crearlo siguen vigentes. El tema de las víctimas de la violencia está fuera de la agenda de los políticos encumbrados en el poder con la llamada 4T.

De hecho, la relación personal entre Sicilia y López Obrador pasó de la frialdad al rompimiento.

Mientras tanto, las víctimas de la violencia no tienen quien las escuche ni atienda sus demandas. De hecho, hasta la propia CNDH ya es parte del régimen. Dejó de ser un puente para ser parte de la valla.

Sicilia ya no buscará establecer un diálogo con el gobierno y considera que la sociedad tiene que organizarse desde abajo, como único camino para lograr un cambio.

 

 

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -