Opinión


¿Juego sucio en interna del PRI CDMX?

¿Juego sucio en interna del PRI CDMX? | La Crónica de Hoy

¿Juego sucio en interna del PRI CDMX?

Hay preocupación en un sector del PRI capitalino, puesto que el domingo son las internas del PRI y, al igual que en el partido de AMLO, rasuraron el padrón. Algunos dirigentes se dieron cuenta que más de 32 mil afiliados fueron borrados y a otros militantes de hueso colorado de plano les fueron reducidos sus años de militancia. Los madrugaron, al viejo estilo, y por eso la preocupación. El exdiputado Israel Betanzos, priista desde 1993, se llevó una gran sorpresa al darse cuenta que lleva cero años en el partido. El líder de la bancada tricolor en el Congreso, Tonatiuh González, con 27 años de militancia, aparece ahora con sólo cuatro años. Sin hacer una denuncia formal, los afectados aseguran que puede formar parte de una elección a modo que busca beneficiar a la fórmula de Ivonne Ortega y de José Encarnación Alfaro. Este último cuando trabajaba en el CEN del PRI fue quien puso a Ana Bertha Silva Solorzano como subsecretaria de afiliación y registro. Lo cierto es que nadie descarta revuelta para ese día.

 

Plan “C” de la Semovi

Dicen que debido a que las empresas de monopatines se revelaron y se negaron a pagar una contraprestación al Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Movilidad puso en marcha su plan “C”. Sí,  realizó una asignación extraordinaria de 1750 permisos para monopatines a las empresas Bird y Jump, que por cierto ni siquiera figuraban en el último proceso de licitación. En las oficinas del edificio de Álvaro Obregón todo mundo sabe que las autoridades no se someterán a chantajes y a presiones de unas cuantas empresas que quieren hacer negocio sin dar algo a cambio, como si la Semovi los hubiera obligado a apoderarse de las banquetas, jardineras y espacios públicos. Tendremos que esperar para saber cómo termina la novela.

 

En el INVI, ¿gato encerrado?

Nos cuentan que en la Jefatura de Gobierno no quieren tachones, borrones ni manchas en el historial político de la mandataria capitalina, Claudia Sheinbaum, y por ello a Pedro Sosa, extitular del Invi, le regresaron su carta de renuncia para que la modificara, puesto que no quieren una redacción incómoda que sirva para atacar a la mandataria morenista más adelante en sus aspiraciones políticas. Tan los hizo temblar con su redacción que el equipo de la señora Sheinbaum se negó a ponerle el sello de acuse de recibo al documento de renuncia en el que Sosa explicó que encontró un Instituto “con un grado generalizado de corrupción” y en el que alertó que hay grupos de chantaje político, que presionan más que los ciudadanos que buscan un cambio real. Sea verdad o no, parece que en este caso hay gato encerrado; ¿habrá quien lo libere?

 

PepeCapitalino@gmail.com

@PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -