Metrópoli


Jugarse el futuro en un examen: esa es su esperanza para lograr movilidad social

UNAM e IPN realizaron ayer la prueba selectiva para nivel superior; cientos de miles de jóvenes respondieron una centena de preguntas; errar una respuesta puede ser la diferencia ◗ Crónica elige al Poli para rastrear el intento de las familias por romper ciclos de carencias (académicas y económicas)

Jugarse el futuro en un examen: esa es su esperanza para lograr movilidad social | La Crónica de Hoy

El día de ayer centenares de jóvenes realizaron su examen para ingresar al Instituto Politécnico Nacional (IPN), los padres que acompañaron en muchos casos a sus hijos en los diferentes planteles, señalaron a Crónica que en caso de no quedarse en su primera opción buscarían una escuela particular.

Pero en el caso de Ana Ximena, no sería su plan B.

Ayer, la joven, realizó por segunda ocasión su examen de ingreso para la licenciatura de Mercadotecnia y Administración de empresas.

Con una sonrisa en el rostro y conf ada, llegó desde las 7:30 horas del día al plantel del ESIME a unos cuantos metros de la estación Ferrería del Metro.

Junto a su madre Alicia Hernández, esperaba impaciente en la f la de acceso al plantel para realizar la prueba y después ir a casa a descansar un poco, pues Ximena trabaja de lunes a viernes en una empresa de mercadotecnia de 9 de la mañana a las 18:00 horas; con lo que gana apoya a su madre, quien trabajaba en la Secretaría de Gobierno desde el sexenio de Felipe Caldearon.

Debido a los recortes de la nueva administración amlista, ella se quedó sin trabajo.

"He apoyado a mis hijos en todo momento, ellos son mi prioridad y lo serán siempre, me apoyan con gastos de la casa y lo hacen por voluntad propia, espero mi Xime se quede en la escuela y se concentre solo a estudiar y posteriormente, si ella quiere, seguir trabajando", comentó la madre de la joven.

Cientocuatro mil personas realizaron el examen para ingresar al Instituto Politécnico Nacional que solo cuenta * J con 30 mil 9 35 lugares, W es decir que 29.8 por ciento de los que realizaron la prueba se quedarán en alguna de sus opciones.

Ana Ximena no confía en la suerte, sino en sus capacidades, a diferencia de otros jóvenes, que entraban con miedo y sin saber qué es lo que realmente estaba pasando, ella dijo que espera por fn quedarse y así poder seguir estudiando en el IPN como sus otros dos hermanos.

"Mi hermana mayor estudia y trabaja, ella en Zacatenco, igual que mi hermano, si ellos pudieron yo también, es la segunda vez que presentó el examen pero la vez anterior fue por un par de aciertos que no entre, ahora creo que si, además no se me complicó demasiado, espero poder estudiar y trabajar y así ayudar en la casa", explicó la joven de 19 años de edad.

Otros chicos que buscaban la misma opción que Ana, al salir de la prueba optaron por no decir una sola palabra, pero sus padres comentaron a esta casa editorial que si no era el IPN, buscarían en la UNAM, UAEM, UAM y hasta en escuelas particulares para que sus hijos continuarán estudiando.

" A mí no me preocupa que no se quede, ahorita pasaron a dejarnos folletos de la Universidad de Londres, de la UNILA, del UNI- TEC y otras; mi muchacho no se queda sin estudiar, y ya lo platicamos su papá y yo, aunque sea patito pero no se queda sin hacer nada en la casa", comentó Beatriz Gómez, madre de Javier, otro chico que realizó su examen el rlía ríe aver.

Pero Alicia, a diferencia de otros padres no ve esa como una opción, ya que ella siendo la única al cargo de sus tres hijos, y sin trabajo, dice que no podría sustentar una escuela priva- ' da para su hija.

"Mi Xime es muy trabajadora, pero una particular no lo contemplaría, ellos como yo hemos salido adelante y espero seguir así, con Dios de mi lado no veo nada que salga mal para nuestro futuro", explicó la madre de Ana Ximena.

Otros padres de familia que acompañaron a sus hijos señalaron que las oportunidades laborales para sus hijos se ven difíciles de conseguir mas no imposibles, en su mayoría esperan que sus primogénitos sean más exitosos que lo que pudieron ser ellos cuando eran jóvenes.

"Yo no tuve la oportunidad de estudiar, mucho menos de terminar una carrera universitaria, pero si mi hijo logra quedarse, lo único que le digo es que aproveche, que no se tome su vida a la ligera, el por sí mismo debe darse la satisfacción de estudiar una licenciatura, pero dependerá de él si sigue o no, ya es mayor de edad para comprender que debe ponerse las pilas", comentó Karen Benítez, madre de otro joven.

El día de hoy se realizará la misma prueba en planteles del Politécnico.Más jóvenes, más futuros en juego.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -