Opinión


Julián Ríos

A una temprana edad, 17 años, el joven estudiante de preparatoria en el Tec de Monterrey ya había logrado avances importantes para posicionar su invención: un brasier capaz de detectar cáncer de mama. Dos años después, esta tecnología ya está empleándose en pruebas clínicas para comprobar su seguridad y poder masificarse. El joven es además el primer mexicano en ganar el reconocimiento llamado Global Entrepreneur Award de EO, la organización de emprendedores más grande en el mundo.

Julián Ríos | La Crónica de Hoy

 A una temprana edad, 17 años, el joven estudiante de preparatoria en el Tec de Monterrey ya había logrado avances importantes para posicionar su invención: un brasier capaz de detectar cáncer de mama. Dos años después, esta tecnología ya está empleándose en pruebas clínicas para comprobar su seguridad y poder masificarse. El joven es además el primer mexicano en ganar el reconocimiento llamado Global Entrepreneur Award de EO, la organización de emprendedores más grande en el mundo.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -