Opinión


Justo a tiempo

Justo a tiempo | La Crónica de Hoy

Justo a tiempo

A nadie sorprendió la captura de tres supuestos implicados en la masacre de la familia LeBarón en la localidad de Bavispe, Sonora.

El presidente tiene agendada una reunión con integrantes de esa familia y el martes llega a nuestro país el fiscal general de EU, William Barr, que viene a decir que Trump quiere clasificar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas.

Para no recibir a los visitantes con las manos vacías y mostrar que hay capacidad para procurar justicia, el gobierno metió el acelerador. Ya tiene, se dice, a tres detenidos, entre ellos el autor intelectual.

Si resultan culpables o son sospechosos comunes es otro tema, por lo pronto ya hay municiones para rechazar los señalamientos de impunidad en ese caso.

 

Guerra de cifras

Si un político ofrece conferencias de prensa largas todos los días hábiles deja muy poco, casi nada, para los eventos centrales de la agenda de su gobierno.

No fue sencillo encontrar la carnita en el discurso del presidente por su primer año de gobierno. Dijo cosas importantes pero casi nada novedoso.

Destaca su petición de un año más de gracia, de modo que hasta diciembre del 2020 pueda asegurar que sus reformas no podrán ser revertidas por sus adversarios, a quienes ubica con el nombre de “conservadores”, como si tuvieran una enfermedad social.

De hecho el aspecto controvertido son los números de quienes fueron al Zócalo o de los que marcharon del Ángel al Monumento a la Revolución. Hay una guerra de cifras.

 

Cadeneros del Pueblo Bueno

El Bronco es temerario. Resolvió apersonarse en el Zócalo de la Ciudad de México como cualquier hijo de vecino.

O confiaba en que nadie lo reconocería o pensó que los fanáticos de AMLO no lo ven con malos ojos. Se equivocó.

Dicen que el asunto no pasó a mayores de milagro pero no era un lugar para el gobernador de Nuevo León ni para ningún otro mandatario opositor.

Desde el inicio del sexenio uno de los ejes del discurso maniqueo del poder ha sido dividir a la clase político entre buenos y malos.

Sobre decir que El Bronco, que ganó la gubernatura como candidato independiente impulsado por la IP local, no es parte del pueblo bueno. Se lo hicieron notar.

 

60-15

El tiroteo registrado ayer en la localidad de Villa Unión, Coahuila, cerca de la frontera con EU, complica las cosas en la relación bilateral con el coloso del norte.

Todavía no hay claridad en cuanto al número de muertos, pero el gobernador Miguel Riquelme dio un detalle que estremece.

Fue un tiroteo disparejo pues apenas 15 agentes del orden se enfrentaron a un grupo de 60 sicarios o más del denominado Cártel del Noreste.

La balacera duró hora y media, tiempo en el que tardaron en llegar los refuerzos federales, que no son precisamente de reacción rápida.

Los alcaldes de la región piden presencia federal permanente, de modo que el tiempo de espera sea mínimo y puedan resistir el embate de los sicarios.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -