Academia


“Kafkiana” inversión de Conacyt al sector privado: Álvarez-Buylla

Mientras se destinaron muchos recursos a las empresas, se descuidó la ciencia básica, dice. No obstante, en 2019 mantuvieron estímulos fiscales que beneficiaron a multinacionales

“Kafkiana” inversión de Conacyt al sector privado: Álvarez-Buylla  | La Crónica de Hoy

Elena Álvarez-Buylla dijo que la inversión en ciencia no colapsó, pero tampoco aumentó en el PIB.

La inversión del país hacia el sector privado para el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación ha sido tan ineficiente que la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Elena Álvarez-Buylla, la califica como paradójica, incluso “kafkiana”.

Durante la clausura del Ciclo de Conferencias y Mesas de Diálogo Ciencia por México, con el tema “Los Desafíos del Nuevo Conacyt”, la bióloga resumió los alcances de la actual política del sector, y enfatizó la ineficacia de la anterior administración, específicamente en el manejo de los recursos presupuestales.

En la conferencia realizada ayer en las instalaciones de Conacyt, Álvarez-Buylla dijo que uno de los retos principales que enfrenta la institución es contrarrestar la fuga de cerebros. Refirió que existen alrededor de 300 mil mexicanos con título universitario fuera del país, de los cuales 30 mil tienen doctorado y puestos de alto nivel en universidades y empresas. “El reto más importante es abrir nuevas oportunidades laborales de acuerdo a las necesidades del país y desarrollo científico”.

Paradójicamente, añadió, en vez de buscar una solución para contrarrestarlo, en el último sexenio y desde Conacyt se transfirieron más de 35 mil millones de pesos al sector privado. “Es paradójico, kafkiano, porque México es el único país del mundo donde no sólo se ha subvencionado de manera multimillonaria al sector privado, sino que si hacemos una resta de lo que aporta el sector privado al país tenemos números negativos”.

Dijo que la relación entre lo que el sector privado ha aportado al país comparado con el aprovechamiento de los recursos humanos altamente calificados refleja un déficit. “Son como deudas que se van acumulando al sector público sobre cómo se ha invertido y gastado en ciencia, tecnología e innovación”.

Refirió que de esos 35 mil millones de pesos, alrededor de 3 mil millones fueron transferidos de manera indirecta a las empresas mediante intermediarios, 500 millones con más de un paso. “Esto sin considerar pagos de becas a universidades privadas y colegiaturas en universidades extranjeras”.

Dijo que de los más de 35 mil millones, alrededor de 18 mil millones fueron transferidos a partir del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI); en contraste a ciencia básica sólo se aportaron cerca de 3 mil millones.

Esta inversión no se reflejó en el aumento de innovación en el país, dijo, puesto que de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, si bien México subió siete posiciones en los recursos que invirtió, perdió 16 en eficiencia.

Pese a las críticas de Conacyt sobre los resultados e inversión al sector privado, en 2019 mantuvo el mecanismo fiscal para subvencionar a empresas, algunas de éstas multinacionales, como ya lo había publicado Crónica.

De acuerdo con el Comité Interinstitucional para la Aplicación del Estímulo Fiscal a la Investigación y Desarrollo de Tecnología de Conacyt, la institución autorizó un monto de 406 millones 266 mil 997 pesos “por concepto de Estímulo Fiscal a la Inversión en Investigación y Desarrollo de Tecnología”.

En un documento disponible en el portal de Conacyt, se detalla el proyecto de los 31 beneficiarios, entre los que se encuentran Bayer de México ($6,737,783.43), Bebidas Mundiales, S. de R.L. de C.V. [de Coca-Cola] (30,226,600.8), Citrofrut, S.A. de C.V. (27,628,453.65), Fruticola Velo, S.A. de C.V. (50,000,000.00), Productos Farmacéuticos Collins, S.A. de C.V. (50,000,000.00), Schaeffler Transmisión, S. de R. L. de C.V. (50,000,000.00).

META DEL 1% DEL PIB. Por otra parte, la directora de Conacyt se refirió a otro de los retos que enfrenta el sector: presupuesto. Dijo que al inicio del sexenio “corrieron noticias malintencionadas para manipular y generar inquietud en las comunidades académicas, diciendo que se había colapsado el apoyo económico a la CTI”.

No obstante, refirió que el presupuesto del sector para 2020 aumentó alrededor de 5 mil millones de pesos, respecto al de este año. “Si bien esto demuestra que no colapsó el apoyo a la CTI, tampoco implicó un incremento en el porcentaje del PIB, un tema pendiente porque es importante para el país que aumenten los recursos para el sector”.

Recordó que si bien hubo un aumento presupuestal que alcanzó su máximo en el 2015, desde entonces se ha mantenido en alrededor del 0.4 por ciento del PIB, lejos de lo que mandata la actual ley, 1 por ciento. Añadió que este 0.4 por ciento se ha mantenido en este gobierno, “pero sería deseable para el país, y esto irá quedando claro conforme hagamos demostraciones de concepto, que se aumente el presupuesto”.

Comentarios:

Destacado:

+ -