Escenario


Kakkmaddafakka: “El indie no volverá a conquistar al mundo”

Diplomacy es el nombre de su último disco; a pesar de las buenas críticas que levantaron alrededor del globo, la banda nórdica no planea quedarse quieta. “Echoes”, su nueva canción, es prueba de un genuino deseo por seguir moviéndose, por salir de su zona de confort. "El indie no está muerto, pero hoy en día, si no creas algo nuevo (y un mega éxito) cada seis meses es como si no existieras”, comentó Pål Vindenes.

Kakkmaddafakka: “El indie no volverá a conquistar al mundo” | La Crónica de Hoy

La banda noruega ha encontrado en México un nicho que la hace regresar cada año a dar conciertos. Cortesía

Kakkmaddafakka fue, por mucho tiempo, el secreto mejor guardado de la fría Noruega. Después de que una camada de músicos nuevos le demostrara al mundo que aquel pequeño país no es sólo un refugio para el Black Metal, Kakkmaddafakka aprovechó su momento y tomó el camino creado por talentos como Erlend Øye (Kings of Convenience, The Whitest Boy Alive) y compañía para conquistar el escenario mundial.

Sin embargo, ya no son una banda nueva, la juventud de sus primeros años parece haber discurrido para dar paso a una banda mucho más madura, sólida, con un sonido sensato que los hace únicos en el mar de propuestas actuales.

“Creo que el indie, el rock ‘n’ roll o la música alternativa —o como la quieras llamar— nunca regresará a esa posición de honor, a la cima de las listas de popularidad, y la respuesta es simple: el género no tiene la posibilidad de crear éxitos masivos cada tres meses, cada año, ya no podemos competir…”, expresó Pål Vindenes, guitarrista de Kakkmaddafakka, en entrevista con Crónica.

Diplomacy (2019), su último disco, es un fiel reflejo del cambio. Mucho más cercano a una balada pop de los ochenta, pero con una profundidad que rememora cosas como New Order, The Smiths o hasta la ambientación de The Stone Roses.

No obstante, y a pesar de las buenas críticas y la gran acogida de los fans, el camino no termina allí. A unos cuantos meses la banda oriunda de Bergen, Noruega, ha decidido lanzar nueva música, y “Echoes” (tema que da nombre a su próximo disco) es la nueva cara de Kakkmadafakka para el mundo.

“Después de Diplomacy, estábamos muy felices por la respuesta que tuvimos de nuestros fans, de los shows que tuvimos durante la gira, pero aún teníamos bastantes canciones pendientes, se nos dio la oportunidad de tener una semana en el estudio y decidimos grabar ese material que se quedó fuera”, dijo Vindenes.

“Siempre es aburrido pasar tiempo en el estudio, y si aparte de eso buscas repetir las mismas cosas que ya hiciste la situación se vuelve mucho peor. Por eso buscamos hacer canciones distintas, siempre buscando resolver esa eterna pregunta con la que entramos al estudio cada que tenemos que grabar algo nuevo ¿hasta dónde empujaremos esta vez para llegar a ese lugar que queremos?”, declaró.

Más de diez años de carrera después, Kakkmaddafakka ha tenido que sortear muchísimos cambios, no sólo en cuanto a su sonido, sino también, aspectos fuera de sus manos, como el de la industria musical. En tan sólo diez años, el ecosistema cambió de manera sustancial, adoptando al mundo digital como ese nuevo paradigma con el cual regir los nuevos tiempos, y desplazando a la música alternativa a un segundo plano.

“Nosotros sentimos que se movió muy rápido, como todo cambio tiene sus partes positivas y negativas. Si ves a artistas como Bad Bunny que sacan un disco cada año o cada nueve meses, están haciendo casi la misma cantidad de dinero que hacían los artistas con las ventas de discos físicos, él y los artistas de su género han aprendido a usar estas herramientas, y eso es algo que deberíamos de aprender de ellos”, enfatizó.

“Si bien el indie no está muerto, me parece interesante ver como ese modelo que acostumbrábamos: crear un disco cada 3 años, hacer una gira y volver a empezar ha sido desechado. Hoy, si no creas algo nuevo —y un mega éxito— cada seis meses es como si no existieras”, comentó.

Por otro lado, Kakkmaddafakka se ha convertido en una de las bandas consentidas del público mexicano, con múltiples visitas en los últimos años; la banda nórdica hace algunos meses visito El Plaza Condesa para demostrar su valía en el país y experimentar lo curioso que es tener tantos fans en un lugar tan distante para ellos como lo es México.

“Siempre es especial saber que vamos a México, porque viajar a un país que está a casi veinte horas de distancia y saber que al bajar del avión vamos a tocar en una sala para más de mil personas lejos de casa es algo que aún me sigue pareciendo irreal. Son un público realmente especial y esperamos regresar lo más pronto posible para repetir lo extraordinario que fue el Plaza Condesa el año pasado”, finalizó.

“Echoes”, la canción más reciente de Kakkmaddafakka, ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales y es el segundo adelanto de un nuevo EP que verá la luz a mediados del año. El próximo 3 de abril lanzarán el tema “Moonshine”.

Comentarios:

Destacado:

+ -