Opinión


La 4T castiga otra vez a la Secretaría de Turismo

La 4T castiga otra vez a la Secretaría de Turismo  | La Crónica de Hoy

La Secretaría de Turismo tendrá otro año difícil en el 2020. Le dará otra vuelta a la tuerca de la divisa de hacer más con menos. El gobierno resolvió que esa dependencia puede trabajar con el presupuesto más raquítico del gabinete. Una decisión por demás extraña pues se trata de una actividad que representa el 9 por ciento del PIB, que es la principal empleadora de jóvenes y mujeres, que combate la pobreza, preserva el patrimonio, detona desarrollo regional.

Es un gran misterio por qué la 4T goza castigando a la Sectur. El turismo es una actividad que da respuestas generosas en el corto plazo y el castigo es injusto, inexplicable, contraproducente.  Se dirá que una de las obras cumbres de infraestructura será, si se construye, el Tren Maya cuyo propósito es fundamentalmente político, pero lo cierto es que es una moneda en el aire que en todo caso comenzará a dar resultados cuando el sexenio de la 4T sea historia. El recorte a la dependencia es brutal, le queda para salarios y muy poco más. Es una decisión política muy extraña porque en el proyecto de turismo queda la impresión de que sí comprendían la importancia de la actividad.

Dice el documento oficial que  La Secretaría de Turismo (Sectur) encuentra su alineación en el Eje 3 “Economía” del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND) el cual establece que el sector público fomentará la creación de empleos mediante programas sectoriales, proyectos regionales y obras de infraestructura. Es por ello que el Programa Sectorial de Turismo 2019-2024 (Prosectur) planteará diversas acciones en cada uno de los programas presupuestarios que contribuyan al logro de dichos propósitos, y que serán operados por las unidades responsables de la Sectur, y las entidades coordinadas: Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y sus filiales.

Para el ejercicio 2020, además de priorizar aspectos tales como el fortalecimiento de las políticas públicas, la innovación de los productos turísticos, el aprovechamiento integral de los destinos de forma ordenada y sustentable, el fortalecimiento de la infraestructura, y la promoción de México como destino turístico internacional de calidad mundial, se llevarán a cabo acciones de carácter social, con el propósito de contribuir a garantizar el derecho de todos los mexicanos al descanso y la recreación.

Uno de los retos del Sector Turismo para 2020 es el consolidar los instrumentos y estrategias que permitan el desarrollo del proyecto Tren Maya, que contribuirá en la creación de empleos, el impulso al desarrollo sostenible y al ordenamiento territorial de la región sureste del país; asimismo, consolidar las acciones encaminadas a desarrollar y fortalecer la oferta turística, diversificando el producto turístico nacional y aprovechando el potencial con que cuenta México en materia de recursos naturales y culturales, de forma sustentable. Lo anterior, considerando que el turismo es una prioridad nacional y motor del desarrollo económico, tanto de la generación de empleos, que contribuye al bienestar de los mexicanos, como de la captación de divisas. Por lo anterior, y a efecto de incrementar la afluencia de turistas nacionales e internacionales, será prioritario impulsar acciones para incrementar la competitividad del sector, facilitar el proceso de inversión privada nacional y extranjera e impulsar zonas turísticas sustentables.

Para el logro de estos objetivos, en 2020 se propone llevar a cabo diversas acciones integradas en los programas presupuestarios a cargo de unidades responsables de la Sectur; en tanto que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y sus empresas filiales, cada una dentro de su ámbito de competencia, deberán promoverlas.

Un ejemplo claro de lo que puede hacer el turismo son las expectativas para el fin del año. Para este periodo de descanso, el titular de la dependencia precisó que la llegada de turistas a cuartos de hotel será de 7.9 millones de viajeros, cifra superior en 1.4 por ciento sobre lo registrado en el mismo periodo del año pasado. De éstos, 21.4 serán extranjeros y el restante 78.6 por ciento corresponde a turismo doméstico, de acuerdo con las estimaciones.

El secretario Torruco Marqués destacó que el número de cuartos disponibles para estas vacaciones será mayor en tres por ciento, producto de la apertura de nuevos hoteles, por lo que se llegará a un inventario de 644 mil 900 habitaciones. Añadió que los cuartos ocupados alcanzarán los 361 mil 500, lo que significa un crecimiento de 4.5 por ciento más, sobre el nivel presentado en el mismo lapso de 2018.

Asimismo, indicó que como consecuencia del incremento de unidades de hospedaje y su consecuente aumento en la capacidad de oferta, en los centros turísticos el porcentaje de ocupación promedio será de 56.1 por ciento, 0.9 puntos porcentuales adicionales a lo registrado el año pasado.

Los destinos que recibirán la mayor cantidad de turistas serán: la Ciudad de México, con 596 mil; Acapulco, 593 mil; Cancún, 571 mil; Riviera Maya, 280 mil; y Mazatlán, con 196 mil. En tanto que los sitios turísticos que obtendrán los mayores niveles de ocupación serán: Nuevo Vallarta, en Nayarit, con 90.6 por ciento; Puerto Vallarta, Jalisco, 88.2 por ciento; Riviera Maya, 87.6 por ciento; Cancún, 81.1 por ciento; y Los Cabos, con 80.6 por ciento.

Por concepto de hospedaje, se estima una derrama económica de 16 mil 593 millones de pesos, a la vez que la derrama total alcanzará los 179 mil 711 millones de pesos señalados, tomando en consideración el consumo turístico interno por todas las formas y motivo de viaje, así como el del turismo internacional. Esto puede dar el turismo en una sola temporada vacacional. ¿Por qué lo castigan?

 

 

 

jasaicamacho@yahoo.com

Twitter: @soycamachojuan

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -