Academia


La astronomía nos pone en el lugar que ocupamos en el Universo: Manuel Peimbert

Peimbert destacó algunos de los descubrimientos más espectaculares en una apología por esta área de estudio.

La astronomía nos pone en el lugar que ocupamos en el Universo: Manuel Peimbert | La Crónica de Hoy

“La astronomía sirve para ponernos en nuestro lugar en el Universo, con esto bastaría para justificar su práctica pero puedo decir que sirve para varias cosas más: las primeras observaciones sirvieron a las necesidades de agricultores para elaborar calendarios que les permitieran saber cuándo sembrar y cuándo recoger la cosecha; también sirvieron para señalar fechas de culto a dioses y fechas de fiestas religiosas; más tarde hubo necesidad de hacer calendarios para los asientos civiles, así se hicieron registros sistemáticos de los fenómenos astronómicos, incluso meteorológicos, para determinar los ciclos del planeta, la luna y del sol, y hacer predicciones de eclipses; también influyó en la navegación y construcción de tumbas y grandes edificios”, dijo el astrónomo, miembro de Colegio Nacional y Premio Crónica, Manuel Peimbert Sierra, en la transmisión “La mirada al espacio: un recurso renovable” del 5to Encuentro Libertad por el Saber de El Colegio Nacional. 

Además de un breve recuento sobre las aportaciones de personajes como Copérnico, Galileo, Kepler y Newton a la historia de la astronomía, durante su conferencia “¿Astronomía para qué?” Peimbert destacó algunos de los descubrimientos más espectaculares en una apología por esta área de estudio.  

Entre ellos, habló sobre el descubrimiento de la energía oscura, de los exoplanetas, la vía láctea y el centro de la galaxia, y señaló que nuestro conocimiento del Universo se ha logrado mediante observaciones del cielo. 

“Todo este conocimiento se apoya en física, matemáticas y cómputo, pero en todo momento se basa en las observaciones en todas las longitudes de onda –desde lo visible hasta el infrarrojo y microondas- , y por lo anterior es indispensable tener la oportunidad de seguir disponiendo de cielos oscuros que no estén contaminados por luces artificiales. Por su parte las observaciones de radio requieren que diversas regiones del espectro electromagnético no estén afectadas por señales de sistemas de comunicación”, apuntó.  

Por su parte, la astrofísica y también Premio Crónica Susana Lizano, moderadora de la mesa, participó con la conferencia “El cielo astronómico en peligro”, en la que informó sobre la relevancia del ciclo día-noche, que por millones de años rigió el planeta, y los problemas que ha provocado el ser humano al iluminar los cielos nocturnos.  

“El ciclo día y noche influye en el apareamiento de los animales, alimentación y sueño de depredadores”, comentó Lizano.  

Subrayó que la afectación del ciclo circadiano conlleva problemas de obesidad y depresión en las personas, y que la luz azul de las tabletas, computadoras y teléfonos son especialmente dañinas, por lo que recomendó la utilización de lentes especiales para proteger la vista.  

Propuso algunas soluciones a realizar en casa para disminuir la contaminación de luz artificial, tales como bloquear la salida de luz de espacios interiores delimitados y reducir el uso de lámparas nocturnas, y agregó que las ciudades pueden contribuir usando luminarias enfocadas que además ahorren energía.  

La contaminación lumínica no solo afecta a la astronomía, sino afectar al ser humano y su percepción de su lugar en el universo, concluyó Lizano.

Para ver la mesa completa accede a https://colnal.mx/agenda/la-mirada-al-espacio-un-recurso-renovable/ 

 

 

 

Comentarios:

Destacado: