Metrópoli


La bala que mató a Aideé se disparó en el CCH y a 50 metros

Los peritajes de la Sedena, IPN y PGJ coinciden en que el arma calibre 9 mm fue detonada cerca del aula donde la víctima tomaba clases

La bala que mató a Aideé se disparó en el CCH y a 50 metros | La Crónica de Hoy

La Procuraduría no informó sobre si hay sospechosos respecto al caso; les asegura a los deudos que el caso no se cerrará

La bala que mató a Aideé Mendoza, la estudiante del CCH-Oriente, fue accionada desde el interior del Colegio y no desde afuera como se había informado en un principio.

Peritajes realizados por tres instituciones establecen que el arma calibre 9 mm fue detonada a unos 50 metros de distancia del aula donde se encontraba.

Incluso la Procuraduría local ya informó a los familiares sobre la coincidencia de los peritajes de Sedena, IPN y de la PGJ. La dependencia explicó que cuenta con datos suficientes para realizar un retrato hablado de la persona de quien se sospecha accionó el arma.

A través de un comunicado oficial, la Procuraduría local aseguró que el caso de la joven estudiante de 18 años no se encuentra cerrado y continúan las investigaciones.

“Con la opinión técnica-científica de peritos y especialistas en diversas áreas de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena),a través de la Fiscalía General de Justicia Militar, la Procuraduría capitalina realiza diversos estudios y peritajes con el apoyo de equipos de vanguardia, con el propósito de determinar científicamente los hechos”, indica el comunicado.

Añadió que mantiene contacto permanente con familiares de la joven, a quienes “se les comunican los avances de las diligencias y se les sigue dando acompañamiento con atención integral, apoyo sicológico y jurídico”.

HECHOS. Aideé era estudiante del CCH Oriente, proveniente del estado de Puebla, de la comunidad Tempexquixtla, en el municipio de Huatlatlauca.

Pero el lunes 29 de abril, fue asesinada en un aula del segundo piso del edificio P mientras tomaba clase. El resultado de la necropsia practicada al cuerpo de la estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, establece como causante de la muerte una bala calibre 9 milímetros que se encontró alojada en la zona del abdomen.

El reporte realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses indica que la causa de la muerte fue por impacto de bala que atravesó tórax y abdomen, penetrando las dos cavidades y la bala quedaría alojada en esta zona.

Las primeras averiguaciones apuntaron a que la bala que mató a Aideé Mendoza durante la clase de matemáticas en un salón, pudo haber salido de una pistola tipo pluma o un arma de calibre pequeño. Posteriormente la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, señaló que el disparo pudo haber sido de un campo de tiro que se encuentra a unos cuantos metros de la institución educativa.

Pero un mes después Godoy dice que no había elementos para sospechar que el disparo que recibió la estudiante vino de fuera del aula, por lo que la línea de investigación principal apunta a una agresión perpetrada por alguien que estaba dentro del aula tal y como se confirmó el día de ayer.

A dos meses de la muerte de la estudiante de preparatoria sigue sin haber un solo culpable.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -