Bienestar


La caja de pandora: el dolor

Así como la diabetes, el hipotiroidismo o la hipertensión, el dolor también es considerado como una enfermedad. Especialistas advierten que para su control es necesario que el médico tratante practique una valoración exhaustiva a fin de llegar a la raíz de la patología.

La caja de pandora: el dolor | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

Algunas personas han perdido todos sus dientes a causa de un diagnóstico mal elaborado, pues mientras médico y paciente pensaban que sólo se trataba de una caries, debajo del dolor de muela se escondía una enfermedad neurológica.

Por inverosímil o absurdo que parezca, no es raro que las personas se acostumbren a vivir con dolor y que pidan ayuda hasta que el cuadro clínico es grave y compromete considerablemente la integridad, e inclusive, la vida del paciente.

En México, los dolores más frecuentes son los de cabeza y espalda, malestares que pueden ser apenas la punta del iceberg de trastornos severos que a primera vista tienen poca o nula relación con la manifestación aguda que de origen se está presentando.

Tras algunos minutos de haber salido del quirófano, un algólogo nos cuenta que el paciente que acaba de intervenir es una persona que durante tres años soportó súbitos dolores en el estómago, los cuales se hacían más agudos tras ingerir alimentos con abundante picante y grasa.

De acuerdo con el médico especialista en el manejo del dolor, para el paciente era normal tener que tolerar las incomodidades provocadas por la comida irritante, esto bajo el entendido de que afecta el funcionamiento gástrico y que por ende, lo asumía como un simple problema intestinal, el cual pudo ser adormecido durante tres años con los medicamentos de libre acceso.

“De no intervenir ahorita al paciente, él pudo caer en coma en cualquier momento y lugar, pues entre más tiempo se deja pasar, más se ampliaban las probabilidades de que la vesícula se abriera dentro de la cavidad abdominal”, comentó el médico Gonzalo Ferrer, pocos minutos después de quitarse los guantes quirúrgicos.

Todos en la mira. Como especialista en el manejo del dolor, el doctor Ferrer conoce las diferentes herramientas con las que se puede dar consuelo y confort al paciente, las cuales van desde la terapia farmacológica hasta la cirugía intervencionista que él practica. Explicó que cuando un dolor ha estado presente durante dos o más años, se le debe considerar como crónico, malestar que será difícil de erradicar en su totalidad pero que se puede controlar con éxito hasta en 80 por ciento.

Habitualmente las personas ven como lejanos esos dolores incapacitantes que hasta quitan las ganas de vivir, sin embargo cualquiera puede ser vulnerado sin importar género, edad u ocupación. Ejemplo de esto fue el caso de una doctora de 24 años de edad a la que operó en fechas recientes, pues ella se impactó contra el suelo durante su clase de yoga, por lo que el resultado del incidente fue una hernia discal, lesión que de no atenderse a la brevedad podría comprometer su movilidad para toda la vida.

Para resolver el cuadro clínico, el algólogo aplicó la técnica de medicina intervencionista con la que mediante el uso de agujas especializadas se puede adormecer —por decirlo de algún modo— el tejido nervioso que está provocando el dolor.

Aunque la doctora de 24 años de edad tendrá que interrumpir durante algún tiempo sus actividades laborales, académicas y deportivas, la cirugía intervencionista no demanda largos periodos de recuperación, sin embargo, en el caso de esta paciente se tuvo que cubrir una cantidad estimada en 80 mil pesos.

Ante este impacto económico, se le preguntó al doctor Ferrer que qué sucede cuando el paciente no cuenta con una póliza de gastos médicos mayores, o si no tiene el dinero suficiente para pagar. Al respecto apuntó que en instituciones del sector salud se procede a una cirugía en la que se tiene que abrir al paciente, lo cual de por sí implica un riesgo severo de causar otro daño, aunado a los largos tiempos que implica la convalecencia.

Ante los estragos que puede provocar un mal diagnóstico, el doctor Ferrer Moreno hizo énfasis en que se debe encontrar la causa que está provocando el dolor. Para dimensionar la gravedad, citó un caso frecuente entre la población infantil, niños que se quejan de dolores en los huesos y que los padres de familia no los consideran importantes al asociarlos con el crecimiento.

Tras algunos días de aplicar las recomendaciones de terceros y de llevar al niño con el huesero, el dolor no cede, por lo que al practicar estudios de imagen como las radiografías, el médico determina que se trata de un osteosarcoma, tumor agresivo que casi siempre afecta los huesos largos de las piernas y que en ocasiones implica amputación de la extremidad o la vida del menor.

Las causas del dolor son tan variadas como diversas, pueden ser consecuencia de alguna enfermedad o también ser provocada por algún virus. El algólogo Ferrer comentó que entre médicos el error más común es no considerar el dolor como la máscara que oculta un problema más grave.

En este sentido contó que hay pacientes que solicitan que les retiren todos los dientes y el médico al no asociar las molestias a otros padecimientos procede a cumplir la petición, sobre todo si encuentra alguna caries. Al respecto apuntó que la neuralgia del trigémino, también conocida como Tortura Facial, corresponde a 90 por ciento de las algias faciales, personas a las que le duele la cara en la región de la mejilla, nariz y mandíbula, por lo que confunden este dolor neuropático con un padecimiento odontólgico. Lo crítico de estos casos es que el cuadro de dolor no se resuelve y la persona queda sin pieza dental alguna.

 

¿DÓNDE ACUDIR?

Control del dolor

“Los dos grandes errores que cometemos como pacientes es pensar que el dolor es normal y seguir las recomendaciones de personas que nada tienen que ver con la medicina”, Dr. Gonzalo Ferrer Moreno.

 

Sitio: www.controldeldolor.com

Correo: contacto@controldeldolor.com

Twitter: @controldeldolor

Tel: 552-109-5296

 

Clínica del dolor

Hospital General de México

Facebook: @HGMoficial

Twitter: @HGM_OD

Tel: 552-789-2000

 

Comentarios:

Destacado:

+ -