Opinión


La Casa Maya

La Casa Maya | La Crónica de Hoy

La Casa Maya

En Quintana Roo hay, según cifras oficiales, medio millón de personas en situación de pobreza.

Un estado que genera muchas divisas, es verdad, pero que no ha podido quebrar la maldición de la desigualdad entre destinos turísticos ricos y habitantes pobres.

No es una tarea sencilla ni tiene atajos.

No obstante, el presidente AMLO quiere mandar un mensaje y por eso ayer anunció que venderá la casa de descanso que la Presidencia de México tiene en Cozumel. Es una casa grande con piscina, cancha de tenis y playa privada. La usó algunas veces Enrique Peña.

El dinero de la venta se entregará a los pobres de la entidad, aunque todavía se ignora el mecanismo de reparto. Son demasiados.

 

Batearon a Ulises

Ya para que incluso el PRI te rechace es que tienes que replantearte muchas cosas.

El exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quiere ser dirigente nacional del partido, conoce desde hace meses los requisitos, pero a la hora, se presentó sin cumplirlos.

La consecuencia es que lo rechazaron, pero como son medio barcos pues le dieron otras 48 horas para llenar los requisitos si quiere competir.

¿Tiene Ulises alguna oportunidad de ganar? No la tiene, pero no sólo él, la fórmula Moreno-Viggiano va en caballo de hacienda rumbo al vetusto edificio de Insurgentes Norte.

Los astros se alinearon para ellos y asumirán el mando del partido. Moreno es gobernador de Campeche con licencia, y Viggiano es diputada y esposa de Rubén Moreira, exgobernador de Coahuila, van por la presidencia y la secretaría general del PRI, respectivamente.

 

Turbulento final

No será plácido el punto final de la Policía Federal que se diluye para ser parte de la Guardia Nacional.

Se espera que antes de que termine este año, ya los recursos humanos y materiales habrán emprendido el camino sin retorno.

Hay contingentes que no se irán sin externar su inconformidad y podrían protagonizar protestas inusitadas.

Y es que las nuevas condiciones de trabajo suponen un deterioro y no lo van de dejar pasar así como así.

Ya se verá si hay disposición para negociar o si el desencuentro se agudiza.

 

La Gaviota

La balacera al interior de un bar en el sur de la ciudad llamado La Gaviota ilustra la dimensión del peligro que el narcomenudeo encierra para la metrópoli.

El ajuste de cuentas se registró mientras los parroquianos bailaban y convivían. Sólo hubo dos víctimas fatales, pudo ser mucho peor.

Los recientes cambios en la conformación de los cuerpos de seguridad de la CDMX no intimidan a los sicarios, que siguen jalando del gatillo con la confianza plena de que no serán detenidos.

El hecho puso al descubierto dos frentes que tienen que atenderse: los dueños de antros que tienen un pie en el negocio del esparcimiento y otro en la venta de droga.

El otro frente es el de los consumidores que siguen ampliando el mercado de la droga.  Hay que sumarlos. Todos tienen que hacer  su parte.

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -