Opinión


La Cofepris existe

La Cofepris existe | La Crónica de Hoy

La Cofepris existe

El plan de vacunación tiene una variante que el gobierno federal no controla, la disponibilidad de vacunas en el mercado.

De ahí el súbito interés por la vacuna rusa Spuntnik V, que hasta hace pocas semanas no se consideraba una opción concreta.

Como resultado de una charla telefónica entre los presidentes López Obrador y Vladimir Putin, 24 millones de esas vacunas llegarán al país.

Se pusieron de acuerdo ellos solos, saltándose varias etapas importantes como si las instituciones encargadas de aprobar o desaprobar los fármacos estuvieran pintadas. ¿Lo están?

Hay instancias de seguridad biológica que no pueden ser evadidas y que no responden a consignas políticas.

La Cofepris existe precisamente para evitar riesgos sanitarios, no puede quedar al margen en un asunto literalmente de vida o muerte.

El grito en el cielo

Con argumentos frágiles, como para salir del paso, el gobierno federal pretende justificar, sin conseguirlo, la participación de los operadores políticos de la 4T conocidos como “Siervos de la Nación” en el proceso de vacunación.

Su presencia masiva revela el propósito de aprovechar la ocasión para inmunizar, pero sobre para construir clientela electoral para el partido en el poder.

Como es una jugada muy obvia, la demanda generalizada es que se saque a este grupo político de la operación sanitaria.

Los gobernadores de la Alianza Federalistas y las dirigencias de los partidos políticos de oposición ya pusieron el grito en el cielo tratando de hacerse oír.

La vacunación debe hacerse, sostienen, con un enfoque en la salud pública y no, como intenta el gobierno, con la mirada puesta en los intereses partidistas.

Fin de las correrías

Arrancaba el año de 2018, cuando Mauricio Toledo lanzó a sus huestes para reventar un evento proselitista de Claudia Sheinbaum en Coyoacán.

Un brote de violencia del que todos se desmarcaron, aislando a Toledo, en cuyo entorno circulaban desde entonces toda clase de historias turbulentas sobre los excesos del hoy legislador.

Por aquel entonces Toledo era perredista, pero es una de esas vueltas que da la vida política terminó en la bancada del PT.

La Fiscalía General de Justicia de la ciudad fue hasta San Lázaro para entregar la solicitud de juicio de procedencia de desafuero contra Toledo Gutiérrez, quien hasta ahora ha podido salirse con la suya, pero ya no.

El caso será procesado por el diputado Pablo Gómez, de manera que puede adelantarse que las correrías de Toledo llegaron a su fin.

Hagamos

Tonatiuh Bravo renunció a la coordinación de los diputados de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, responsabilidad que ahora asume Fabiola Loya.

El ex rector de la UdeG, una de las figuras públicas más conocidas en Jalisco, agradeció a los mandos de MC su apoyo y el de sus compañeros diputados.

Dicen los que saben que Bravo, por la querencia a las tablas, quiere ser parte de la consolidación de “Hagamos” que será brazo electoral del grupo político emanado de la UdeG, y que les dará salida a sus cuadros afines, entre ellos muchos profesionistas destacados.

El nuevo partido quiere comenzar a caminar solo desde la elección de junio y pisar fuerte en las elecciones del 2024, en las que también se elegirá nuevo gobernador.

Comentarios:

Destacado:

+ -