Opinión


La Conciencia

La Conciencia | La Crónica de Hoy

¿Qué es la conciencia? Tener conciencia es darnos cuenta de nuestra existencia a plenitud. Observar nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, acciones y con base en esto descubrir  nuestro verdadero valor,  quiénes somos realmente. Entre más desarrollemos nuestra conciencia, nos convertiremos en mejores personas tanto interior como exteriormente, y en consecuencia seremos más congruentes  en la relación  con nuestros  semejantes.

La conciencia es en realidad esa voz interna que nos habla constantemente y que sin embargo muchas veces no escuchamos. Es una voz más profunda que la mente, y la razón. La conciencia es esa parte de sabiduría, en la que se encuentran todas las respuestas a nuestras  más profundas interrogantes. Es la fuente inacabable en donde podemos encontrar los significados a todo lo que conocemos, vivimos y experimentamos.

Los beneficios que nos brinda el descubrir y vivir con más conciencia son muchos. Para empezar, los goces son más profundos, las pérdidas, más realistas; el mundo se observa con sus auténticos colores, la naturaleza nos asombra, percibimos mejor los olores y sabores, obtenemos mayor apertura para sentir emociones como la ternura, el cariño y el amor.

Nos volvemos más selectivos en la utilización de nuestro tiempo, en las compañías que elegimos, no nos menospreciamos, no desperdiciamos ni un instante de nuestro tiempo, porque nos damos cuenta de que es lo más valioso que tenemos, por  lo tanto nos convertimos en personas  más asertivas, más productivas, reaccionamos más pragmática y sensatamente a las situaciones que la vida nos va presentando.

El paso más elevado de la conciencia, es darnos cuenta que tenemos conciencia.

Al obtener conciencia somos más responsables, puesto que ejercemos nuestro libre albedrío  aceptando todas sus consecuencias.

Tener conciencia de nosotros mismos significa darnos cuenta de lo privilegiados que somos al tener salud, amor y alegría constante en nuestras vidas, concientizando que podemos dirigir nuestra vida como un barco, llevando el timón del mismo hacia el destino que elijamos.

Cuando cada acto de la  existencia se lleva a cabo con responsabilidad y conciencia se vive plenamente en el tiempo que nos corresponde vivir.

Empero, la conciencia no es algo fijo, evoluciona. De manera que hay que aprovechar el tiempo en el estudio, en la preparación, en el aprendizaje, para que todo esto nos vaya conduciendo a un estado de conciencia más elevado que nos permita desarrollar de forma mas efectiva nuestras capacidades y nos brinde la maravillosa sensación del aquí y el ahora, ya que es lo único que realmente poseemos, puesto que el pasado ya terminó y el futuro es impredecible para nosotros.

No olvidemos nunca que la evolución de la conciencia humana también pasa por lo espiritual, pues es este factor el que determina la superación moral de todos nosotros, permitiéndonos convivir con armonía  y asegurando la pervivencia de nuestra especie sobre la faz de la tierra.

 

Mail: corzoalma17@yahoo.com.mx

 

Comentarios:

Destacado: