Opinión


La confianza en el INE

La confianza en el INE | La Crónica de Hoy

PRESIDENTE  LÓPEZ OBRADOR:

+Más que una democracia de liberación,

nos urge una democracia de deliberación

Alan Tourraine

                Podrán gustarme o no los ganadores de la contienda electoral anoche concluida, lo relevante es que prevalezca mi confianza en las elecciones organizadas por el Instituto Nacional Electoral como fruto del trabajo de  sus consejeros, funcionarios, trabajadores y de todos los ciudadanos.

            Ese equipo nacional tan nutrido como es, fue el impulsor de la elección de medio tiempo que se realizó contra viento y marea por los balazos y los manazos que les llegaron por todos lados. La pandemia ya era un gran obstáculo, pero hubo muchos más.

            Durante meses, el INE aguantó las denostaciones pronunciadas por usted mismo, presidente, como el 10 de mayo pasado, cuando usted afirmó que el INE “tiene como propósito impedir la democracia, no garantizar que las elecciones sean limpias y libres”. Esa declaración suya insultó a la institución electoral más leal a la democracia mexicana y al medio mllón y medio de ciudadanos que con generosa civilidad operaron ayer los 165 mil 270 centros de votación que culminaron el proceso electoral federal de este año.

            Los funcionarios de casilla -ciudadanos todos-  recibieron los materiales electorales y los revisaron, dieron paso a los votantes, contaron los votos y levantaron las actas. Todo ante los ojos de los representantes de partido y los observadores ciudadanos que apoyaron al INE en esa tarea.

            También confío en la informática del INE, dada su transparencia. Uno podrá comparar la “sabana de resultados” exhibida afuera de la casilla con los datos capturados en el INE. Si esto no es democracia, no sé qué sea.

            Otra de sus quejas, don Andrés, es que habiendo 38 millones de mexicanos residiendo en el extranjero, el INE “no logra que se faciliten los trámites para que puedan votar nuestros paisanos” (julio 23).

            Le tengo otros datos:

            Una de mis hijos vive en Budapest, se llama Mónica y desde allá pudo sufragar sin problema alguno. Contra lo que usted afirma, ya existe la figura de diputado migrante. ¿No le avisaron? Ahora que si sólo 33 mil paisanos solicitaron votar, ¿qué culpa tuvo el INE?

            Siendo este proceso electoral el más grande y complicado hasta la fecha, el INE enfrentó el obstáculo de que los legisladores (o la Hacienda Pública…) le recortaron el presupuesto. Eso sí, mantuvieron el presupuesto para los partidos, faltaba más…

            Recientemente, usted sugirió que las funciones del INE pasaran al Poder Judicial Federal (abril 29). La lentitud y rezago de la administración de justicia es legendaria en nuestro país. Así como a los militares los ha llenado de responsabilidades que no les corresponden, ¿quiere usted hacer lo mismo con el Poder Judicial?

Le doy un dato: se produjeron algo así como 3 mil 500 versiones distintas de las boletas electorales, impresas en cantidades variadas y entregadas en tiempo y forma a 162 mil 270 presidentes de casilla radicados por todo el país. ¿Podría el PJF cumplir con esta complicada logística?

            En este proceso, la participación ciudadana fue superior a las de las elecciones intermedias anteriores, pese a la violencia política que como nunca vivió el país. Mantener el orden es responsabilidad de usted, don Andrés y no vimos que actuara en consecuencia. Mientras usted manda abrazos a los delincuentes, ellos son los encargados de mandarnos puros balazos.  

Se la pongo fácil. Si quiere saber por qué se creó el INE, pregúntele a Manuel Bartlett, el último secretario de Gobernación a cargo de un proceso electoral y a quien se le “cayó el sistema”. En cambio, el INE entrega resultados contundentes, por duros que sean, para los interesados.

Espero, don Andrés, que usted tenga la estatura de reconocer que estas elecciones fueron impecables en lo que al INE y los ciudadanos corresponde. Si no lo hace, se estará disparando en el pie.

Un último dato: 61 por ciento de los ciudadanos confía en el INE, seamos chairos, fifís, conservadores o liberales. El INE es nuestro, presidente… Es de todos los mexicanos.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -