Opinión


La cumbre de Sustentabilidad Turística

La cumbre de Sustentabilidad Turística | La Crónica de Hoy

Del 25 al 27 de junio se estará llevando acabo el Sustainable And Social Tourism Summit en la ciudad de Cancún, en Quintana Roo, uno de los eventos más significativos en la materia en el mundo.

El evento será inaugurado por el Secretario de Turismo del Gobierno de México, Miguel Torruco, quien ha sido pionero de la sustentabilidad turística desde hace años, tal como lo ha dejado reflejado en sus postulados filosóficos, manifiestos en sus libros y que la nueva visión turística del gobierno tiene, gracias al impulso del Torruco, justamente este rumbo.  Bajo su administración se ha planteado el mayor impulso en la historia al turismo social, así como lo que ha mencionado en múltiples foros al fijar el objetivo de hacer de México un destino “verde”.

El evento estará arropado por líderes del desarrollo sostenible de todo el planeta y se vestirá de gala con una ponencia final de uno de los pensadores contracorriente contemporáneos más lumínicos del mundo, el escritor Gilles Lipovetsky, quien ha desarrollado conceptos como “las sociedades de la postmoralidad”o “el crepúsculo del deber”.

Este evento resulta atinente en todos los sentidos, en primera instancia porque la política turística ha salido de una época no sólo de despilfarro y opacidad; también  la llegada de la cuarta transformación ha significado el final de un modelo turístico depredador de la naturaleza, hostil con las comunidades locales, elitista, hedonista, superfluo, de grotescas masas que venían a hacer a nuestro país lo que en sus países no les permiten y que sirva de paso, señalar lo indignante que era ver a la anterior administración presumir con sadismo ese modelo.

Ahora con la nueva visión, se transita a un nuevo modelo sustentable, un turismo  generador del bien más elevado que puede buscar un ser humano; la felicidad, pero también  generador de conocimiento, el máximo instrumento para alcanzar la sabiduría y el amor. Una nueva visión turística donde todos tengamos acceso a conocer, amar y ser felices, un turismo pensado para las generaciones venideras de las comunidades locales, siendo los principales receptores de la derrama económica al acercarles la posibilidad de que ellos puedan participar como protagonistas de las maravillosas bondades que el turismo genera, sin que tengan que cambiar un ápice quiénes son, para complacer deseos ajenos, sino que puedan compartir con el prójimo que les visita lo sagrado de su proceso biocultural. También que todo mexicano pueda lanzarse a la búsqueda de un destino turístico en su país y que pueda descubrir desde otro lente quién es como mexicano, y regresar a su lugar de origen siendo un mejor ser humano de lo que era antes de partir.  Un turismo que fomente el nacionalismo, amar aquello que se conoce y conocerlo para defenderlo.

Aunado a lo anterior, desde la academia a nivel mundial se ha llegado a la conclusión  de que el turismo en la modernidad ha dejado en el pasado la percepción del lujo hedonista (pisos de mármol, león disecado, megafuentes decorativas, etc.) para dar paso al viaje como un acto transformador (viajes sagrados, bioconstrucción, silencio, no mucha gente alrededor, cuidado de la naturaleza, consumir lo local, etc). Es decir, pasar a una nueva era de sustentabilidad turística nos asegura atraer más divisas, asegurar que la derrama quede en las comunidades para su bienestar y proteger y regenerar a la naturaleza.

Sin más, felicito a los organizadores y les deseo éxito durante el desarrollo de este importante evento, y no tengo la menor duda que a través de esta herramienta México creará un nuevo paradigma, no sólo turístico, sino de buenas prácticas que podrán ser replicables en todo el mundo.

 

 

@CesarG_Madruga

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -