Cultura


La épica de esperanza del olimpismo es la épica de Rafael García Garza

Olimpismo. Épica de la esperanza. Anatomía incompleta del movimiento olímpico, de Rafael García Garza, es un libro sobre el espíritu del olimpismo como una prioridad de tipo constitucional, no sólo en el ámbito de la educación, sino de los derechos y obligaciones que como ciudadanos se nos confiere.

La épica de esperanza del olimpismo  es la épica de Rafael García Garza | La Crónica de Hoy

Rafael Cardona, Rafael García Garza y Alejandro Ramos Esquivel durante la presentación del libro Olimpismo. (Foto: Saúl Castillo)

Los Juegos Olímpicos se han consagrado en los tiempos que corren como la mayor justa deportiva de alto rendimiento mundial en la que, cada cuatro años, jóvenes de todas las culturas, después de mucho tiempo de entrenamiento físico, mental y moral, compiten en diferentes pruebas —que a veces duran segundos— poniendo en juego, a través de su desempeño individual, el significado de todo un cosmos.

Se juega entre la vida y la muerte, entre las esperanzas y las resignaciones de todos los que vivimos indirectamente sus propios sufrimientos, gracias a los medios de comunicación global, los deportistas se consagran en héroes que inspirarán a millones o se arrumbarán en el olvido de las decepciones, pero, en cualquier caso, en el momento de la prueba, ésta produce las emociones en las cuales todas las personas, con nuestras diferencias y competencias, nos convertimos en una sola comunidad. Sea cual sea el precedente o el final de los juegos de cada cuatro años, es un acontecimiento en el que cada deportista representa la radical soledad con la que cada persona busca enfrentarse a la fragmentación del mundo y convertirse en una comunidad, trascendiendo la propia finitud, de ahí que lo importante no sea el resultado, sino haber competido dignamente.

Este espíritu es el olimpismo, que como nos dice el autor Rafael García Garza, no sólo es importante para los juegos que se disputan cada cuatro años, sino que nos expresan un ámbito sustancial y necesario para que la vida en comunidad, la vida de la Polis, el sentido mismo de la política sea posible como una vida buena y con sentido. Porque los juegos olímpicos son un reflejo de la integridad de las dimensiones de cada persona consigo misma, como alma, cuerpo y espíritu, y que es necesario formarlas, habituarlas, orientarlas para que la persona madure y pueda ser alguien autónomo y responsable del valor del cosmos en el que se encuentra. Por ello, el libro de Rafael García Garza es un libro sobre el espíritu del olimpismo como una prioridad de tipo constitucional, no sólo en el ámbito de la educación, sino de los derechos y obligaciones que como ciudadanos se nos confiere.

El libro de El Olimpismo no se queda sólo en los buenos deseos y en las exhortaciones, porque proviene de la épica misma del autor en sus relaciones vivas con el olimpismo, como funcionario del Estado mexicano y ciudadano, desde su juventud hasta la fecha: como secretario privado de hombres con esta visión de Estado, como el general Clark Flores —impulsor resuelto del olimpismo en México desde los años 50—, miembro del Comité Olímpico Internacional o en sus funciones dentro de las instituciones deportivas del Estado como: IMSS, INDE, Conade, Codeme, COM. La épica de esperanza del olimpismo es la épica de Rafael García Garza por promover este espíritu en el ámbito  de las políticas públicas y el derecho; pues así como un deportista entrega su vida en el campo de juego por la comunidad, el autor ha entregado su vida en esta justa que ahora nos entrega para no olvidar y  dar luz a una recuperación del espíritu de comunidad del olimpismo.

Si algo es esencial en el espíritu del olimpismo, y se ha perdido en las circunstancias actuales y en particular en México, es que debe haber una política integral entre el Estado, las finanzas, la educación, la infraestructura, para que los jóvenes puedan entrenarse y debatirse cada cuatro años, pero todo ello no en razón del protagonismo de los funcionarios de las instituciones diversas —razón del retroceso en muchos sentidos del deporte en nuestro país— o de los discursos oportunistas, sino en razón de que entre el Estado y la juventud haya una comunidad de participación real. Si bien un deportista puede trascender las insuficiencias de las políticas del Estado, sin estas políticas queda desamparado en términos de derechos y el Estado pierde credibilidad, confianza y reciprocidad de sus ciudadanos, por lo cual Rafael García Garza ve necesario apuntalar, en su libro, el espíritu del olimpismo con la esperanza de inspirar a los hombres y ciudadanos por venir.

El libro tiene tres partes fundamentales: la primera, nos lleva desde una compresión léxica y semántica del deporte, para exponernos el olimpismo en la historia de los Juegos Olímpicos y sus diversos sentidos desde la cultura griega a nuestra época, enfatizando cómo en cada una los juegos representaban en sus reglas una serie de rituales, por los cuales las actividades deportivas transformaban las relaciones naturales e instintivas en relaciones de amistad, paz y solidaridad. Todo ello con el fin de darle sentido y continuidad a un mundo civilizado, donde la cultura, en su más alto sentido de trascendencia, inspirara como modelo de vida a los seres humanos.

En la segunda parte, toda esta historia decanta en los valores del olimpismo a partir de la creación de los Juegos Olímpicos modernos, los cual están estipulados en los estatutos del movimiento olímpico y en sus propios símbolos y estandartes, como el juego limpio, el sentido de competencia entre personas y no ideológico o comercial, la renovación de la tradición, el símbolo del fuego olímpico, etc. Así como las reglamentaciones y regulaciones de la organización de estos como su salvaguarda y respuestas ante los nuevos contextos.

En la tercera parte, Rafael García Garza nos introduce a la propuesta de las relaciones en México entre el olimpismo y el Estado, desde su historia —cuyo antecedente son los juegos prehispánicos—, tanto sobre los deportistas y de las políticas públicas, la legislación, la regulación jurídica, los descalabros, y aciertos en la misma, para terminar dándonos el contexto de cómo en México hay esperanzas para perfilar un movimiento olímpico, que honre la visión del general Clark Flores: ciudadanos y Estado tenemos la responsabilidad del porvenir de este espíritu integral para la sana y pacífica convivencia.

 

Reseña de libro Olimpismo.
Épica de la esperanza. Anatomía incompleta del movimiento olímpico
. (México: Plaza y Valdés, 2019)

 

Doctor en Filosofía y académico de la Universidad Anáhuac México.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -