Opinión


La Esquina

Desgracias como la ocurrida en Tlahuelilpan son parte del riesgo causado por la nociva práctica del robo de combustible. Son también una amarga lección para aquellas comunidades que piensan que se están aprovechando de la situación, cuando en realidad se están haciendo daño. Está claro que el problema es severo y requiere de atención integral.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Desgracias como la ocurrida en Tlahuelilpan son parte del riesgo causado por la nociva práctica del robo de combustible. Son también una amarga lección para aquellas comunidades que piensan que se están aprovechando de la situación, cuando en realidad se están haciendo daño. Está claro que el problema es severo y requiere de atención integral.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -