Opinión


La Esquina

La crisis institucional de Venezuela no debe resolverse por la fuerza. Ni represión hacia el pueblo, harto de la dictadura, ni mucho menos intervenciones militares externas. Maduro debería reconocer que sus días están contados y aprender a hacerse a un lado con inteligencia, por el bien de Venezuela y el suyo propio. Desgraciadamente, es dudoso que lo haga.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La crisis institucional de Venezuela no debe resolverse por la fuerza. Ni represión hacia el pueblo, harto de la dictadura, ni mucho menos intervenciones militares externas. Maduro debería reconocer que sus días están contados y aprender a hacerse a un lado con inteligencia, por el bien de Venezuela y el suyo propio. Desgraciadamente, es dudoso que lo haga.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -