Opinión


La Esquina

La prometida y ofrecida transparencia por la flamante administración de México nomás no llega. Por el contrario, la opacidad se acrecienta. La ley establece que el otorgamiento de obras carreteras y la adquisición de materiales deben hacerse por licitación, pero eso no ocurre, al menos en dos estados. Todo indica que se entregan por dedazo a las constructoras amigas.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La prometida y ofrecida transparencia por la flamante administración de México nomás no llega. Por el contrario, la opacidad se acrecienta. La ley establece que el otorgamiento de obras carreteras y la adquisición de materiales deben hacerse por licitación, pero eso no ocurre, al menos en dos estados. Todo indica que se entregan por dedazo a las constructoras amigas.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -