Opinión


La Esquina

De nueva cuenta, la voz de la sociedad civil se hizo oír y, en vez de dar el portazo a los refugios para mujeres maltratadas, se replantea su funcionamiento bajo supervisión pública. Tiene sentido mejorar lo avanzado. Era un total sinsentido desandarlo.

La Esquina | La Crónica de Hoy

De nueva cuenta, la voz de la sociedad civil se hizo oír y, en vez de dar el portazo a los refugios para mujeres maltratadas, se replantea su funcionamiento bajo supervisión pública. Tiene sentido mejorar lo avanzado. Era un total sinsentido desandarlo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -