Opinión


La Esquina

Las leyes secundarias en torno a la Guardia Nacional prometen un debate interesante en el que, nuevamente, se pondrá a prueba la capacidad de negociación de los partidos representados en el Congreso. La posturas radicales deberán ceder para lograr leyes generales que le den viabilidad al cuerpo de seguridad pública al que el Presidente le ha apostado tanto. El tema de los reservistas es apenas uno de los puntos pendientes.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Las leyes secundarias en torno a la Guardia Nacional prometen un debate interesante en el que, nuevamente, se pondrá a prueba la capacidad de negociación de los partidos representados en el Congreso. La posturas radicales deberán ceder para lograr leyes generales que le den viabilidad al cuerpo de seguridad pública al que el Presidente le ha apostado tanto. El tema de los reservistas es apenas uno de los puntos pendientes.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -