Opinión


La Esquina

Uno de los daños colaterales de la petición mexicana de una disculpa española por los abusos contra pueblos indígenas durante la Conquista, ha sido su utilización por parte de la impresentable extrema derecha española para alimentar el racismo, la xenofobia y los aires de superioridad en la península. Al final, nadie sabe para quién trabaja.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Uno de los daños colaterales de la petición mexicana de una disculpa española por los abusos contra pueblos indígenas durante la Conquista, ha sido su utilización por parte de la impresentable extrema derecha española para alimentar el racismo, la xenofobia y los aires de superioridad en la península. Al final, nadie sabe para quién trabaja.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -