Opinión


La Esquina

Si bien Trump fue finalmente convencido por las voces sensatas de EU del despropósito de cerrar la frontera con México, no dejará de poner el dedo en el renglón para condicionar a nuestro país. Su propósito se hizo evidente con el plazo de un año que dio: quiere convertir la relación bilateral en un asunto demagógico de campaña electoral. Habrá ataques para rato.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Si bien Trump fue finalmente convencido por las voces sensatas de EU del despropósito de cerrar la frontera con México, no dejará de poner el dedo en el renglón para condicionar a nuestro país. Su propósito se hizo evidente con el plazo de un año que dio: quiere convertir la relación bilateral en un asunto demagógico de campaña electoral. Habrá ataques para rato.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -