Opinión


La Esquina

En un acto que fue, en primer lugar, un homenaje a sí mismo, Donald Trump se lanza por la reelección como presidente de Estados Unidos. Si bien esta vez México no fue blanco de su veneno, sí lo fueron los migrantes. Serán tema durante la campaña. Hagamos lo que hagamos, la xenofobia trumpista llegó para quedarse.

La Esquina | La Crónica de Hoy

En un acto que fue, en primer lugar, un homenaje a sí mismo, Donald Trump se lanza por la reelección como presidente de Estados Unidos. Si bien esta vez México no fue blanco de su veneno, sí lo fueron los migrantes. Serán tema durante la campaña. Hagamos lo que hagamos, la xenofobia trumpista llegó para quedarse.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -