Opinión


La Esquina

Este fin de semana, PRI y PRD se juegan las que son, muy probablemente, sus últimas cartas para convertirse en un contrapeso a la llamada IV Transformación. El PRI, con sus costumbres y su capacidad de sortear crisis que parecen terminales; el PRD en busca de coincidencias con fuerzas emergentes, y el PAN, que mantuvo los votos en estados que gobierna; más allá de la simpatía que generen en cada ciudadano, son hoy la expresión de una pluralidad que a veces parece enflaquecer.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Este fin de semana, PRI y PRD se juegan las que son, muy probablemente, sus últimas cartas para convertirse en un contrapeso a la llamada IV Transformación. El PRI, con sus costumbres y su capacidad de sortear crisis que parecen terminales; el PRD en busca de coincidencias con fuerzas emergentes, y el PAN, que mantuvo los votos en estados que gobierna; más allá de la simpatía que generen en cada ciudadano, son hoy la expresión de una pluralidad que a veces parece enflaquecer.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -