Opinión


La Esquina

En algunos aspectos, el informe de López Obrador parecía uno tradicional, de ésos marcados por el optimismo y las cifras escogidas. Pero hay diferencias: la primera es el auditorio, porque no se dirige a la clase política, sino a los ciudadanos que lo siguen, en un acto masivo; la segunda, que le da contenido explícito a la retórica, y hace que todo el mensaje, incluso las partes numéricas, sea profundamente político.

La Esquina | La Crónica de Hoy

En algunos aspectos, el informe de López Obrador parecía uno tradicional, de ésos marcados por el optimismo y las cifras escogidas. Pero hay diferencias: la primera es el auditorio, porque no se dirige a la clase política, sino a los ciudadanos que lo siguen, en un acto masivo; la segunda, que le da contenido explícito a la retórica, y hace que todo el mensaje, incluso las partes numéricas, sea profundamente político.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -