Opinión


La Esquina

Un problema del combate al crimen organizado es que no basta con que el Estado ejerza presión una vez, y tampoco sobre uno solo de los delitos que cometen, porque las bandas cambian temporalmente de actividad delictiva y luego vuelven a las andadas. El reto es que el Estado recupere el control total de las zonas en las que lo perdió. Ahora también López Obrador lo sabe.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Un problema del combate al crimen organizado es que no basta con que el Estado ejerza presión una vez, y tampoco sobre uno solo de los delitos que cometen, porque las bandas cambian temporalmente de actividad delictiva y luego vuelven a las andadas. El reto es que el Estado recupere el control total de las zonas en las que lo perdió. Ahora también López Obrador lo sabe.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -