Opinión


La Esquina

La masacre de ayer es parte del efecto Trump, que a nadie le quede duda. El magnate promueve la xenofobia desde la Casa Blanca y es por ello el portavoz más influyente de las ideas de odio que alentaron al sujeto desequilibrado que puso de luto a El Paso, Texas. El odio y la exclusión están anidando en la naciente historia del siglo XXI y es deber de todos oponernos activamente a la propagación de semejantes expresiones, que detienen la construcción de un mundo mejor.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La masacre de ayer es parte del efecto Trump, que a nadie le quede duda. El magnate promueve la xenofobia desde la Casa Blanca y es por ello el portavoz más influyente de las ideas de odio que alentaron al sujeto desequilibrado que puso de luto a El Paso, Texas. El odio y la exclusión están anidando en la naciente historia del siglo XXI y es deber de todos oponernos activamente a la propagación de semejantes expresiones, que detienen la construcción de un mundo mejor.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -