Opinión


La Esquina

Finalmente se resuelve un asunto que beneficiará a la imagen y a la economía de la Ciudad de México. Siempre sí habrá Gran Premio de Fórmula 1, gracias al diálogo entre IP y gobierno. Hubo quienes intentaron torpedearlo, con más pasión que razones. ¿Para qué haber dado tantos brincos, si el suelo no estaba tan disparejo?

La Esquina | La Crónica de Hoy

Finalmente se resuelve un asunto que beneficiará a la imagen y a la economía de la Ciudad de México. Siempre sí habrá Gran Premio de Fórmula 1, gracias al diálogo entre IP y gobierno. Hubo quienes intentaron torpedearlo, con más pasión que razones. ¿Para qué haber dado tantos brincos, si el suelo no estaba tan disparejo?

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -