Opinión


La Esquina

La línea roja está trazada. México no puede ni debe aceptar ser “tercer país seguro” para los centroamericanos que piden refugio en EU. Al país le saldría carísimo, no sólo en lo financiero sino también —y sobre todo— en términos de una relación equilibrada con Estados Unidos. El senador Monreal tiene razón.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La línea roja está trazada. México no puede ni debe aceptar ser “tercer país seguro” para los centroamericanos que piden refugio en EU. Al país le saldría carísimo, no sólo en lo financiero sino también —y sobre todo— en términos de una relación equilibrada con Estados Unidos.
El senador Monreal tiene razón.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -