Opinión


La Esquina

La matanza de Aguililla, terrible como es, es un golpe de realidad. Es mucho más difícil acabar con el poder del crimen organizado de lo que muchas veces nos gustaría creer. Hay mucho qué analizar sobre lo sucedido, y todavía más qué hacer. La retórica se está agotando.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La matanza de Aguililla, terrible como es, es un golpe de realidad. Es mucho más difícil acabar con el poder del crimen organizado de lo que muchas veces nos gustaría creer. Hay mucho qué analizar sobre lo sucedido, y todavía más qué hacer. La retórica se está agotando.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -