Opinión


La Esquina

Algo positivo a mitad del desastre en Culiacán: los estadunidenses, por fin, han aceptado hablar del mercado de armas de alto poder del que se nutren los cárteles del narco mexicano. Es una ventana de oportunidad que el canciller Ebrard ha aprovechado para calendarizar reuniones inmediatas con diferentes oficinas del gobierno de EU involucradas. Repetimos, algo positivo, y buena falta que nos hacía.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Algo positivo a mitad del desastre en Culiacán: los estadunidenses, por fin, han aceptado hablar del mercado de armas de alto poder del que se nutren los cárteles del narco mexicano. Es una ventana de oportunidad que el canciller Ebrard ha aprovechado para calendarizar reuniones inmediatas con diferentes oficinas del gobierno de EU involucradas. Repetimos, algo positivo, y buena falta que nos hacía.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -