Opinión


La Esquina

La amenaza de violencia se cierne de nuevo en Chiapas. No sólo está en juego la paz social, sino también el último reducto de la selva lacandona, un ecosistema único, que puede ser aprovechado de manera sustentable. Una hectárea perdida tardaría 200 años en ser recuperada. La inacción de las autoridades sería imperdonable.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La amenaza de violencia se cierne de nuevo en Chiapas. No sólo está en juego la paz social, sino también el último reducto de la selva lacandona, un ecosistema único, que puede ser aprovechado de manera sustentable. Una hectárea perdida tardaría 200 años en ser recuperada. La inacción de las autoridades sería imperdonable.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -