Opinión


La Esquina

Tras la elección presidencial en Uruguay, los seguidores de los principales contrincantes, sin conocer aún al ganador, se juntaron y salieron a celebrar la jornada electoral de una alta participación. Cada quien con su bandera, cada quien con sus cánticos. Eso sí, se unieron para entonar juntos el himno nacional. Es una muy buena lección de democracia.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Tras la elección presidencial en Uruguay, los seguidores de los principales contrincantes, sin conocer aún al ganador, se juntaron y salieron a celebrar la jornada electoral de una alta participación. Cada quien con su bandera, cada quien con sus cánticos. Eso sí, se unieron para entonar juntos el himno nacional. Es una muy buena lección de democracia.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -