Opinión


La Esquina

Las mil formas por las que se introducen ilegalmente a México armas y cartuchos ponen en la luz pública varias cosas. Una, se trata de un pingüe negocio para Estados Unidos. Dos, a pesar de que un alto porcentaje se confisca, el crimen organizado tiene muchas armas y cada vez más modernas. Tres, se requiere todavía mayor control.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Las mil formas por las que se introducen ilegalmente a México armas y cartuchos ponen en la luz pública varias cosas. Una, se trata de un pingüe negocio para Estados Unidos. Dos, a pesar de que un alto porcentaje se confisca, el crimen organizado tiene muchas armas y cada vez más modernas. Tres, se requiere todavía mayor control.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -