Opinión


La Esquina

El robo de gas de los ductos de Petróleos Mexicanos no ha sido frenado. Las tomas clandestinas se multiplican, al igual que los compradores del combustible hurtado. El crimen organizado surte a las propias gaseras. Además, sabe a qué hora puede pinchar los ductos sin que se note la baja de presión. El principal mercado del hampa está en el Valle de México y estados vecinos. ¿Alguna autoridad actuará?

La Esquina | La Crónica de Hoy

El robo de gas de los ductos de Petróleos Mexicanos no ha sido frenado. Las tomas clandestinas se multiplican, al igual que los compradores del combustible hurtado. El crimen organizado surte a las propias gaseras. Además, sabe a qué hora puede pinchar los ductos sin que se note la baja de presión. El principal mercado del hampa está en el Valle de México y estados vecinos. ¿Alguna autoridad actuará?

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -