Opinión


La Esquina

La advertencia tenía que ser explícita. Destruir sitios que son patrimonio cultural de la humanidad es un crimen de guerra. Es el tipo de cosas que han hecho los terroristas islámicos. Ahora es Donald Trump quien amenaza, y la UNESCO ha hecho bien en recalcarlo: si lo hace, no es sólo por ignorancia, sería exclusivamente por maldad criminal.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La advertencia tenía que ser explícita. Destruir sitios que son patrimonio cultural de la humanidad es un crimen de guerra. Es el tipo de cosas que han hecho los terroristas islámicos. Ahora es Donald Trump quien amenaza, y la UNESCO ha hecho bien en recalcarlo: si lo hace, no es sólo por ignorancia, sería exclusivamente por maldad criminal.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -