Opinión


La Esquina

La tragedia ocurrida en Torreón no acepta respuestas sencillas o al botepronto. No es un tema de videojuegos, de enfermedad mental o de “mochila segura”. Ni puede reducirse a la abundancia absurda de armas de fuego. Cierto, hay un problema de integración familiar y de falta de valores, pero es más fácil decirlo que aplicarse seriamente. Son muchos los factores y muchos los frentes en los que la sociedad tiene que actuar para hacer que no se repitan

La Esquina | La Crónica de Hoy

La tragedia ocurrida en Torreón no acepta respuestas sencillas o al botepronto. No es un tema de videojuegos, de enfermedad mental o de “mochila segura”. Ni puede reducirse a la abundancia absurda de armas de fuego. Cierto, hay un problema de integración familiar y de falta de valores, pero es más fácil decirlo que aplicarse seriamente. Son muchos los factores y muchos los frentes en los que la sociedad tiene que actuar para hacer que no se repitan

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -